El Brexit, el recorte y las tres mentiras de Videgaray

696
Jenaro Villamil

Apenas iniciaba la conmoción mundial por el triunfo del Brexit en Gran Bretaña y el viernes el secretario de Hacienda mexicano Luis Videgaray anunciaba el segundo gran recorte presupuestal en menos de un año: en febrero de 2016 fueron 123 mil 500 millones de pesos y ahora 31 mil 715 millones de pesos.
En total, Videgaray ya anunció 155 mil 215 millones de pesos de recortes, en sectores fundamentales: primero, en Pemex que tendrá 100 mil millones de pesos menos, según lo anunciado en febrero; y ahora en este segundo recorte afectará el gasto corriente en educación y salud.
El efecto inmediato del Brexit se volvió a sentir en una devaluación del peso mexicano frente al dólar que ya lleva acumulado casi 20 por ciento de depreciación en menos de un año. La barrera de los 20 pesos por dólar prácticamente se da por descontado, con todas las consecuencias que esto tendrá para sectores altamente dependientes de las importaciones.
En medio de esas medidas, anunciadas como “preventivas”, en realidad se esconden algunas medias verdades o mentiras completas que retratan una vez más una estrategia de comunicación que privilegia la simulación y la “imagen de estabilidad”, por encima de las dimensiones reales de la debilidad económica de México, con o sin el Brexit.
Algunos economistas y analistas financieros consultados han destacado estos tres puntos que revelan las mentiras del galardonado ministro de Hacienda mexicana:
1.- La mentira del presupuesto Base Cero. Al presentar el Presupuesto de Egresos de 2016, Videgaray presumió que el gobierno realizó “una revisión a fondo de cada uno de los programas y acciones del gobierno de la república. También se evaluó la eficacia y pertinencia de cada uno de los rubros del gasto y su incidencia en el logro de los objetivos trazados en el Plan Nacional de Desarrollo”. A partir de eso, se realizó una “reingeniería del gasto público con enfoque de presupuesto Base Cero” para 2016.
Según Videgaray, el Presupuesto de Egresos de 2016 sería “realista, responsable y amplio”. Ahora resulta que es maleable, opaco y restrictivo, sobre todo, en rubros como la prestación de los servicios de salud y educación. En menos de seis meses, el Ejecutivo federal disminuyó en 3.4 por ciento el presupuesto que aprobó el Congreso.
2.- El uso y abuso del endeudamiento. El problema, evidentemente, no es el Brexit y las relaciones comerciales entre México y Gran Bretaña que representan menos de uno por ciento del intercambio comercial de nuestro país. El problema es la debilidad mayor de nuestra economía a partir de un uso abusivo del endeudamiento, al incrementarlo de 33.1 por ciento del PIB heredado de la administración de Felipe Calderón al 43.2 por ciento actual.
El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) advirtió que el recorte anunciado por Videgaray “es producto del error de política económica de haber ampliado el déficit y el endeudamiento público durante los últimos cuatro años”.
Videgaray no ha explicado claramente ante la sociedad qué impacto ha tenido esta estrategia de incrementar el endeudamiento, tal como lo hicieron gobiernos estatales priistas que ahora pretenden “blindarse” y protegerse ante la llegada de gobiernos de alternancia. Son los casos de Javier Duarte en Veracruz; Roberto Borge en Quintana Roo; y César Duarte en Chihuahua. ¿Son casos aislados o la administración peñista realiza ensayos locales de lo que puede suceder al terminar su sexenio en 2018?
3.- “Volatilidad exterior” que encubre desaceleración económica. Con o sin Brexit la economía mexicana presentaba ya claros síntomas de no poder llegar en 2016 ni siquiera a la misma tasa de crecimiento de la economía en 2015 que fue de 2.5 por ciento. Hacienda y el “ministro maravilla” responsabilizaron a la “volatilidad exterior” producto de la disminución abrupta de los precios del petróleo. Ahora, ya tenemos a los británicos y los grupos xenófobos y conservadores para responsabilizar de algo que es un resultado de la debilidad estructural del modelo económico defendido por el peñismo.
La mayoría de los analistas académicos y de organismos privados prevén que el segundo recorte anunciado por Videgaray tendrá un claro impacto en la falta de crecimiento económico, aunado a una mayor incertidumbre de los mercados financieros globales.
El IDIC señaló en su análisis que el recorte del gasto es “un factor adicional de riesgo que inhibirá el crecimiento económico durante este año”.

Publicado en http://homozapping.com.mx/

Comentarios