El Bronco, aman$ado: el acueducto VI, va

745
Francisco Rodríguez

Francisco Rodríguez

Sin lugar a dudas, la consigna fundamental de Jaime el Bronco Rodríguez, la que cautivó a los neoleoneses para elegirlo gobernador, fue su lucha contra la corrupción, ejemplificada publicitariamente con la oposición rotunda del entonces candidato “independiente” al dispendio faraónico del acueducto Monterrey VI, del río Pánuco a la capital neoleonesa.
El proyecto original de esa obra, aplaudido por los rotativos “especializados” en temas financieros, planteó un costo de 17.7 mil millones de pesos. Todo un escándalo para el acotado presupuesto de Nuevo León. Máxime, cuando se reveló que el entonces gobernador Rodrigo Medina se lo encargó a la dupla empresarial Higa-ICA y que, but of course, él estaba en el enjuague.
Y se canceló el proyecto del acueducto Monterrey VI, porque el ¿ex? priísta “independiente” ganó la competencia electoral, ayudado por el propio tricolor que enfrente le puso a una candidata, exanimadora de eventos televisivos, que resultó un auténtico bulto, buena para nada. Ni pintó. El Bronco borró al PRI, ¿su expartido?, del mapa.
Dicha suspensión, empero, le dio espacio para nego¢iar…
Los ricos de Monterrey, valedores del “independiente”

La fama del ganador creció, gracias a los auspicios publicitarios de los ricos de Monterrey, desairados porque Peña Nieto no los tomó en cuenta para nominar al candidato de sus preferencias, presumiblemente el todavía titular de Economía Ildefonso Guajardo Villarreal. Los Garza Lagüera, los Diablos Fernández –Coca Cola, cervecerías Cuauhtémoc y Moctezuma, así como los Oxxo– y los potentados de la industria y el comercio, aglutinados en el llamado Grupo de los 10, respaldaron siempre al “independiente”, creyendo construir una figura nacional y, a partir de ello, hacerse de todo el poder.
En el curso de dos años, con la obra reventada, los constructores de ICA estuvieron a punto de declararse en quiebra, de no haber sido rescatados por los hábiles manipuladores de la Bolsa de Valores que hicieron su jueguito de siempre: bajar las acciones de la constructora a un valor de dos pesos, a la mitad de mayo anterior… para, de la noche a la mañana, apenas la semana revaluarlas digitalmente en lo oscurito de los circuitos financieros, y volver a colocarlas, a nombre de otros portadores que se llevaron lo suyo. Temiendo rebasar el aguante de la empresa, ordenaron frenar las cotizaciones al alza, pues el objetivo ya estaba cubierto: que ICA volviera a flotar.

Desplazan a Rodrigo Medina del “bisne” del acueducto

La “paraestatal” Higa, a nombre de Juan Armando Hinojosa, no tuvo que hacer nada. Ella estaba respaldada por un cúmulo de contratos gubernamentales de corto, mediano y largo plazo, que garantizaban suficiencia y prosperidad. Además, detrás está el que dicen es su principal accionista: Peña Nieto y el poder de su firma, respaldada por nuestros impuestos, claro está.
Rodrigo Medina, el principal responsable político de su ejecución, perdió el poder estatal, y ganó su fama de ratero, acrecentada por su de$tacada participación en diversos peculados y en los porcentajes del mega acueducto… lo hicieron culpable de todo. Lo importante era cubrir las responsabilidades penales hacia arriba.
Los intentos del Bronco por fincarle responsabilidades, a través de abogados chafas, públicos y privados, quedaron en agua de borrajas, igual que el pasmo de las contralorías y fiscalías estatales y la proverbial catatonia del zar anticorrupción, el de los caireles: Virgilio Andrade.
Más espacio, pues, para la nego¢iación…

Dos partes para Higa, una para ICA, otra para el Bronco

En dos años, el proyecto del mega acueducto fue inflado artificialmente. El día de hoy, vale más que entonces: la espeluznante cifra de 185 mil millones de pesos, ni un centavo menos. Aún así, acaba de aprobarse en la caverna de Los Pinos llevarlo a cabo de inmediato, antes de la fatídica elección de 2018.
Una obra que se creía había sido cancelada por la voluntad popular, mandada al archivo del nunca jamás por el voto ciudadano, resurge de las cenizas, y se convierte en una inversión vital para el pueblo neoleonés. Algo apesta en Dinamarca… ¡y por acá también!
‎Es tan apremiante su realización que hasta se repartieron el botín, antes de llevar a cabo el atraco: los dividendos estarán distribuidos en cuatro partes, 50 por ciento para Higa y el valedor principal de Juan Armando Hinojosa; 25 por ciento para la constructora ICA –que, dada su crisis, puede diluirse y beneficiar al mayoritario–, y el 25 por cienrto restante, para el “independiente” de Nuevo León. ¡Rodrigo Medina, fuera del “bisne”, satanizado convenientemente por la caverna!

¿Condona adeudos al IMSS y al SAT el “amigo” de Higa?

‎Para llegar a este acuerdo final, hubo reuniones previas en una casona de los cerros que miran a Monterrey, más vigilada que la mansión de Vito Corleone en Nueva York, custodiada por una recua incalculable de guaruras y asesinos montaraces, que están conscientes de quiénes son aquellos a los que cuidan.
Los negociadores enviados por el llevado y traído Bronco, tan inflado cómo la obra, le pusieron como condición a la “paraestatal” Higa, que “el amigo” de Juan Armando Hinojosa –o séase, su principal accionista– se hiciera cargo del total de la nómina magisterial de Nuevo León, y como prueba de su amor, ordenara cancelar los cuantiosos adeudos del gobierno del estado al IMSS, Infonavit y SAT, entre otros.
Los negociadores de Higa, se retiraron, arguyendo que su empresa era privada y desconocían a qué amigo o valedor se referían los demandantes del gobierno estatal. Las cosas quedaron tensas.
Hasta que se recibió la orden de arriba, para continuar las pláticas, usted sabe, cuestione$ de procedimientos.

Estuvieron en juego honor y bolsillo de los atracomulcas

Lo que queda por aclarar, una vez que se han aceptado todas las condiciones, es cómo se van a repartir los dineros, entre Higa y su propietario; al interior de ICA que prácticamente está quebrada –el gobiernito federal le adeuda miles de millones–, y entre los poderosos padrinos del “independiente” Rodríguez, que de eso no se salva. No todo es para su bolsillo. Primero es lo primero.
‎Eso sí: la obra va. El Bronco ya consiguió su propósito: desplazar a Rodrigo Medina y quedarse él con su parte. Va al costo que sea. Encarrerado el ratón… se chingó el gato. Es una decisión de Estado, que no admite vergüenzas ni aclaraciones públicas, ni reproches. Otro asalto en despoblado, perpetrado por los que creen que los crímenes contra la economía nacional son impunes. Está en juego el honor de los atracomulcas… y, lo que es peor: su bolsillo.

El Bronco, comprueba el fiasco que son los “independientes”

Se vuelve a comprobar que en México las promesas, las consignas y las banderas de campaña del candidato que sea, al puesto que usted quiera, son palabras de borracho, que requieren oídos de cantinero.
Así fueron las promesas de “la renovación moral de la sociedad”, escupidas por el grisáceo Miguel de la Madrid, que pusieron sólo el pretexto para encarcelar a Jorge Díaz Serrano; el “arribo de una nueva generación al poder”, del nefasto Carlos Salinas de Gortari; el encarcelamiento de “los peces gordos, y no charales”, del insufrible Vicente Fox, y contando…
El famoso Bronco Rodríguez, ejemplo a seguir por todos los candidatos “independientes”, demostró que es producto de la misma mierda que todos los gobernantes corruptos a los que criticó, con su asco y desprecio. ‎Militó en el PRI y éste lo hizo alcalde: salió del mismo cochinero, no tenía por qué ser diferente.
“Independientes” proliferan para aprovecharse de la falta de información ciudadana sobre sus trastupijes. Salinas sigue promoviendo al infeliz Jorge Castañeda, para ver si es cola y pega. Pero el antecedente, la estela de hedor que deja el Bronco, va a ser muy difícil de borrar.
‎El mega acueducto Pánuco-Monterrey es otra bofetada a la sensibilidad popular. Un insulto a la razón, a la prudencia y a la cordura de los mexicanos. Los beneficiados siguen siendo los mismos de siempre. Una caterva de bandidos impresentables. “El amigo” de Juan Armando Hinojosa, el que puede pagar nóminas educativas enteras y condonar adeudos, a la punta de esa estampida.

Índice Flamígero: Escribe don Alfredo Álvarez Barrón: “Con respecto a su interesante artículo Calderón y Peña, ¿impunes en sus crímenes de lesa humanidad?, permítame añadir algunos conceptos y verdades históricas, no necesariamente en orden cronológico, que tal vez ayuden a los tibios y desmemoriados a entender mejor el papel determinante que ha jugado el PAN en la tragedia de éste país. Los inventores del moche oficializado. Los padres del daño colateral. Los especialistas en guerra sucia. Los que tiran la piedra y esconden la mano. Los que legitimaron a Carlos Salinas de Gortari. Los que avalaron el Fobaproa. Los antiguos aliados de la maestra Elba Esther Gordillo. Los abajo firmantes del Pacto por México. Los que se esconden, cuando así conviene a sus intereses, a la hora de las votaciones decisivas en las respectivas Cámaras de Diputados y Senadores. Los que de espaldas a la Nación aprobaron la Reforma Energética que, según sus cuentas alegres, iba a generar 500 mil nuevos empleos y hoy tiene a Pemex, la empresa productiva del Estado, al borde de la extinción. Los que despilfarraron 420 mil millones de dólares de renta petrolera y no les alcanzó ni para terminar la barda perimetral de la nueva refinería. Los que defienden la moral y las buenas costumbres pero ocasionalmente salen a caminar por el lado salvaje de la vida para departir con prostitutas de lujo.
Los que para ganar elecciones necesitan aliarse con verdaderos mercenarios de la política, verdes o amarillos, da lo mismo. Los que abominan el populismo, pero han copiado, previo cambio de nombre, algunos programas sociales del primer populista del país. Los que tanto criticaban la corrupción pero aprendieron muy pronto a convivir con ella. Los que no quisieron, en palabras de un distinguido panista, ‘arriesgar vivos para rescatar muertos’ en la mina Pasta de Conchos. Los que no fueron capaces de castigar a los verdaderos culpables de la inenarrable tragedia en la Guardería ABC. Los que están a favor de la vida pero permanecen indiferentes ante la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. Los que llegaron, en el 2006, a la presidencia de la República por la puerta de atrás, y a los seis años cumplidos, salieron de la misma forma. Los que no hicieron nada por rescatar a Mexicana de Aviación y salvar miles de empleos. Los que dejaron echaron a la calle a 44 mil trabajadores electricistas que fueron sustituidos por personal de una empresa de clase mundial que hoy, reproducidos los mismos vicios de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, se encuentra literalmente en quiebra. Los que trajeron la estabilidad económica, pero al mismo tiempo desataron, con su fallida guerra contra el narcotráfico, una oleada de terror e impunidad que hoy se abate sobre el país entero. Pero ignorante que es uno, don Francisco, ¿por qué hay tantos ingenuos que meten las manos al fuego por la señora Zavala. La señora de Calderón? Si el señor Calderón fue tan buen presidente, como opinan algunos descerebrados, ¿por qué el PRI, parafraseando a Vicente Fox, lo sacó a patadas de Los Pinos? Si el PAN y el PRI, a partir del año 2000, han gobernado alternadamente; si ellos saben cómo hacerlo y tienen el mejor proyecto de Nación, ¿entonces porqué en lugar de mejorar el país se fue directamente al carajo? ¡Ilústreme, por favor!” No tengo las respuestas, pero la lógica indicaría, don Alfredo, que no tenemos memoria.
www.indicepolitico.com / [email protected] / @pacorodriguez

Comentarios