La educación superior es un elemento competitivo a nivel nacional y mundial, que causa un efecto global bueno por el intercambio de conocimientos, la creación de sistemas interactivos, movilidad de profesores y de estudiantes, así como la generación de proyectos de investigación en muchas universidades de calidad.

En efecto, las universidades de calidad, como la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), educan con el buen ejemplo de trabajo, así como con la convicción de trabajar bien y en equipo, lo que le proporciona un fuerte liderazgo entre sus pares, de ese modo le permite pensar en el futuro sobre la base de la libertad y la integración de trabajo constante.

Por otra parte, las universidades tienen objetivos en común, como es el caso de impulsar el papel que la universidad debe tener en el desarrollo cultural, económico y social de los países, además de enfrentar las problemáticas particulares de las instituciones de educación superior sobre los aspectos relacionados a: su misión, sus fortalezas en investigación, problemas propios y de los estudiantes, mejorar la calidad y realizar una renovación constante de mejoramiento de la docencia, el financiamiento adecuado, la internacionalización permanente, la investigación e innovación, entre otros.

En lo referente al financiamiento, recientemente el rector Adolfo Pontigo Loyola declaró: “Celebro el respeto al presupuesto de universidades; el mejor ejemplo de justicia social son las instituciones públicas de educación superior”.

Agregó: “Este año, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo demostró el trabajo de su comunidad, reforzando la visión internacional y destacando en ámbitos diversos. El trabajo y los retos permitieron demostrar que el colectivo de académicos, administrativos y estudiantes han formado una institución reconocida ampliamente. Y no menos importante fue la autonomía, que no solamente da testimonio de ese posicionamiento de libertad con responsabilidad que tiene la universidad, sino da testimonio de la importancia que reviste la autonomía para todas las instituciones públicas; sentamos un precedente a nivel nacional.

“Los resultados académicos, la ratificación de los programas de calidad, la apertura de mayor matrícula, de mayor oferta educativa… creo que ha sido un año muy importante en el que todos han tenido que hacer lo que les corresponde.”

Por ello, es de la mayor relevancia que la UAEH cumple con el objetivo fundamental marcado por el modelo educativo de la institución, impulsando fuertemente tanto la labor básica y crítica de la investigación científica, así como el desarrollo de carreras con visión de futuro, obteniendo excelentes resultados, así como de su Patronato Universitario.

Finalmente, el objetivo de educar, con el ejemplo de la UAEH, se está cumpliendo permanentemente, lo que quizá recuerde las palabras de Gabriela Mistral: “La universidad, donde quiera que exista, debe construir una institución de calidad pura. Porque a la larga se respeta lo respetable, y se acaba por amar aquello que presta buen servicio”.

Comentarios