El camino hacia los concejos municipales

2716

Conforme pasan los días, se esfuma la posibilidad de que las elecciones de ayuntamientos en Hidalgo se reprogramen a tiempo para que las nuevas autoridades asuman el cargo el próximo 5 de septiembre.
La situación, que deriva de la pandemia del coronavirus (Covid-19) que afecta al estado, al país y al mundo entero, también abre la puerta para la inminente designación de 84 concejos de administración municipal, mismos que tendrían que ser nombrados por el Congreso local en menos de dos meses.

Elecciones este año

A principios de abril, el Instituto Nacional Electoral (INE) suspendió de manera temporal y a raíz de la emergencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19) las elecciones para renovar ayuntamientos en Hidalgo, mismas que serían llevadas a cabo el 7 de junio; en ese entonces, vislumbraron el mejor de los escenarios para reprogramar los comicios a finales de julio o principios de agosto.

Sin embargo, hasta el momento no existe una fecha definida para el día de las votaciones, aunque los diferentes escenarios apuntan a septiembre y el propio presidente del organismo Lorenzo Córdova Vianello ha declarado enfáticamente que si existiera un mayor desfase de todos modos serían este 2020.

El instituto nacional también adelantó que necesitará 70 días antes de la jornada electoral para realizar las actividades pendientes y planteó a manera de ejemplo tres escenarios para los sufragios: el 30 de agosto, el 6 o 20 de septiembre, sin embargo, los primeros dos quedaron descartados, pues ya tendría que haber reiniciado el proceso.

Las fechas planteadas en los ejemplos sirvieron para dimensionar que no habrá autoridades designadas el 5 de septiembre, pues además de la realización de los comicios posteriormente tienen que realizarse los cómputos y la cadena impugnativa.

Concejos municipales En ese sentido, tanto la Constitución de Hidalgo como la Ley Orgánica Municipal contemplan que ante la falta absoluta de ayuntamientos, como en el caso de que no sean celebradas las elecciones, el Congreso estatal deberá designar de entre los vecinos a un concejo interino.

De acuerdo con la legislación en la materia, cada órgano estará integrado por un presidente, un vocal ejecutivo que asumirá las funciones del síndico y cinco vocales que asumirán los trabajos de regidores; mientras que las demarcaciones con una población mayor a 100 mil habitantes tendrían dos vocales ejecutivos en funciones de síndicos.

El politólogo y profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Guillermo Lizama Carrasco recalcó que de acuerdo con el panorama, sin fecha definida para las votaciones, ya es necesario avanzar en el tema de los concejos, pues si la designación se diera de último momento podría acarrear errores.

En ese sentido, el académico recalcó que en el ámbito legal aún hay muchos vacíos para su regulación, por lo que ya tendrían que estarse tomando los acuerdos sobre los cambios que puedan hacerse a la ley, la emisión de la convocatoria y las fechas para la selección.

Eso, porque existe poco tiempo y muchas cosas que hacer, y en ese sentido julio sería clave para que exista un acuerdo político entre las diferentes fracciones que conforman el Congreso para que sea emitido el llamamiento y a finales de mes, y durante todo agosto, pudieran trabajar en la designación.


Además, refirió que es necesario apostar por la ciudadanización de dicha figura, por ejemplo, con candados para que no sean elegidos integrantes de partidos, así como acotar la participación y competencias de esos órganos para garantizar la estabilidad de los ayuntamientos y dar continuidad a los servicios

Como antecedente, en septiembre de 2016 el Legislativo estatal designó un órgano de ese tipo en Omitlán luego que fueran anulados los sufragios en esa demarcación

Guillermo Lizama, investigador de la UAEH, recalcó que ya es necesario avanzar en el tema, pues si el nombramiento de esas figuras se diera de último momento podría acarrear errores

Selección responsable

Apenas la semana pasada, la presidenta de la junta de gobierno de la Cámara María Luisa Pérez Perusquía adelantó que en caso de utilizar esa figura, la designación será un asunto de gran responsabilidad política y la legislatura actuará con madurez en medio del diálogo y el consenso.

Por su parte, Baptista González externó que si bien Morena tiene mayoría en la comisión de gobernación no cargarán de su lado la deliberación de los concejales ni permitirán que ocurra con las otras fuerzas políticas.

Panorama complicado Finalmente, respecto a la realización de las elecciones que tendría que ver con el tiempo que estén en funciones los órganos, el politólogo Guillermo Lizama recordó que por ahora el panorama continúa siendo bastante complicado, pues todo depende del contexto sanitario.

Sin embargo, consideró arriesgado que autoridades como el INE insistan en que las votaciones serán este año, pues si la pandemia no mejora podría ser riesgoso para la ciudadanía o incluso exponer al contagio a comunidades en las que no ha llegado el Covid-19.

En ese sentido, Baptista González coincidió que primero tiene que atenderse la situación de salud, la económica y garantizar la gobernabilidad en los ayuntamientos y entonces sí realizar los sufragios.

En septiembre de 2016, el Congreso de Hidalgo designó un concejo interino para Omitlán, luego que fuera anulada la elección en esa demarcación.

Acuerdo político, más que necesario

Ahora bien, para que la designación de los concejos municipales pudiera llevarse a cabo, insistió Guillermo Lizama, Hidalgo deberá tener una clase política a la altura para sacar el tema mediante un acuerdo amplio de todos los sectores y no precisamente para elegir a los miembros del órgano, sino para establecer el mecanismo de la designación a través de la convocatoria.

En el acuerdo, detalló, deberán participar desde las fracciones más pequeñas hasta las mayoritarias, pues son meses complejos y si las partes no están a la altura podría haber una crisis de legitimidad y gobernabilidad que podría derivar incluso en situaciones de violencia en algunas regiones.

Además, destacó que más allá de la selección, los concejales serían ciudadanos que no se encuentren familiarizados con el ejercicio de gobierno y ante ello es importante contemplar mecanismos de acompañamiento y asesoramiento para que garanticen el mandato y la continuidad de los servicios.

En semanas habría designación Al respecto, el diputado del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Ricardo Baptista González recalcó que para el 5 de septiembre no habrá alcaldías electas, por lo que en las siguientes dos o tres semanas todas las fuerzas políticas en el Legislativo hidalguense deberán construir un acuerdo para tener una invitación y un calendario del proceso que contemple aspectos como las entrevistas.

Recordó que si bien la comisión de gobernación es la encargada de analizar y dictaminar al respecto, es necesario que los 30 asambleístas trabajen ante una decisión de suma importancia para contribuir a la gobernabilidad.

En ese sentido, Baptista González adelantó que en la bancada de Morena ya trabajan con algunas propuestas y una ruta a seguir que examina laborar en la convocatoria en la cual se privilegien los perfiles ciudadanos y se encuentren equilibrios para que la población se sienta representada y así evitar conflictos o crisis.

Además, el diputado declaró que lo ideal es que los concejos sean aprobados por el pleno a finales de este mes, o bien, en la primera semana de agosto para que los seleccionados puedan prepararse con los elementos técnicos normativos para el trámite de entrega-recepción.

En semanas pasadas, la morenista Jazmín Calva López presentó una de las primeras propuestas en la materia para establecer que en caso de nombrar dichos órganos el Congreso local deba emitir un llamamiento público y abierto.

Comentarios