En el mundo actual, donde la información fluye con rapidez y las sociedades cada vez son más diversas, en donde la libertad de palabra y la crítica se hace más necesaria, el crisol donde convergen esas libertades está en la universidad; porque realiza con mayor perfección y emprendimiento lo que no se ha conseguido por otros medios.

Por ello, es muy importante el contraste de las ideas, que a raíz del Covid-19 diferentes puntos de vista sobre el futuro de la universidad han surgido a nivel mundial. A ese respecto Michael Crow quien es presidente reformista de la Universidad Estatal de Arizona tiene la visión de un modelo universitario exitoso a raíz de la pandemia: la crisis debería anunciar la cooperación y la diferenciación. “Covid-19 es una señal de interconexión global”. “Es un shock negativo, pero también hay otros shocks que serán tanto negativos como positivos como el avance tecnológico y la automatización que reemplazarán muchos trabajos. Por ello la Universidad Estatal de Arizona ahora opera en “tres modalidades simultáneas”: un enfoque de aprendizaje combinado llamado “inmersión total en el campus”; un enfoque asincrónico en línea llamado “inmersión digital”, que atiende a estudiantes que están empleados y un tercer enfoque, que se ha desarrollado desde Covid-19, conocido como “inmersión completa sincrónica”, en el que los estudiantes aprenden en tiempo real pero no están en el campus. “Lo que hemos hecho entonces es que, hemos triplicado nuestra capacidad de educar sin disminuir nuestra capacidad de conducir becas. Y lo hemos hecho utilizando nuestras tecnologías de una manera en la que podemos educar en todo el espectro de nuestra sociedad”.

Por otro lado, Eric Hershberg, director del Centro de Estudios Latinoamericanos y Latinos, dijo “Aunque la incertidumbre es quizás el sentimiento predominante, las respuestas de universitarios dejan pocas dudas de que las universidades latinoamericanas enfrentan su mayor crisis en décadas”. “El desempleo masivo, los fracasos comerciales y preocupaciones por la falta de preparación para la educación en línea y las crecientes tasas de pobreza e indigencia reducirán el flujo de recursos a las universidades a través de asignaciones gubernamentales y hogares que pagan la matrícula”.

Por ello, es importante la reflexión profunda sobre el camino a emprender por las universidades para alejarse de la incertidumbre y volverse a embarcar en el furgón de la modernidad y empezar a “cultivar el jardín”. Por ello es de suma importancia que pese a la pandemia “Por primera vez en la historia de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), se lleva a cabo de manera virtual la sesión ordinaria del Honorable Consejo Universitario”, misma que dio a conocer el rector Adolfo Pontigo Loyola quien mencionó que la máxima autoridad colegiada de la institución, sesionó, respetando las medidas de sana distancia y el uso de cubrebocas, solo siete consejeros y tres asesores estuvieron de manera presencial, el resto lo hizo en forma virtual.

Comentarios