Desde luego, el destino de nuestras universidades es importante. Y es parte de la lucha compartida de todos por la educación en México en este momento. Entonces es necesario trabajar en ello, como lo demuestra la planta docente de nuestro país y como es el caso de las universidades que trabajan arduamente en los contenidos de sus materias de forma virtual. Porque quizá, la única forma de apuntalar la educación superior pública es que todos luchemos por lo mismo, y un ejemplo de ello sería el aumento en inversión pública en educación superior y mantener el enfoque de crear infraestructura necesaria y poder aumentar la matrícula.

Por otro lado, en este momento, las universidades se han percatado de algo importante, que realmente hay una gran oportunidad para llegar más allá de las divisiones institucionales. En muchos sentidos, las barreras entre nuestras instituciones ya no importan; nos reunimos en diferentes plataformas como sería el caso de Zoom y otras redes sociales. Que nos une en torno a esta comprensión de que el coronavirus es una enfermedad que afecta a todos y hace tomar conciencia. Asimismo, las fallas en nuestra sociedad se están volviendo visibles y nos proporciona una oportunidad para organizarnos en torno a demandas para ir más allá de la división público-privada entre las universidades.

Por ello, es muy importante para el buen destino de las universidades, la articulación de las instituciones estatales entre sí y con el resto de la esfera pública en pro de objetivos estratégicos de trascendencia regional y nacional para la construcción de un mundo mejor; en ese contexto el cierre prolongado de las escuelas durante el Covid-19 ha sido un desafío para los alumnos, docentes y padres. Por ello, muchos países con sus universidades están trabajando la reapertura de las escuelas de América Latina y el Caribe, y las medidas de distanciamiento social hacen muy probable que el aprendizaje a distancia continúe de forma parcial. Las fuertes restricciones de distanciamiento necesarias para la reapertura, junto con la necesidad de reducir el número de alumnos por aula, hacen de los modelos de “educación híbrida” los más adecuados que combinan la educación presencial y remota a través de distintos medios como plataformas de aprendizaje en línea, televisión o radio. Por ello, es importante que la región centro sur de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), presidida por el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Adolfo Pontigo Loyola, realice de forma permanente extensos trabajos como la 34 sesión ordinaria de la Red de comunicación virtual para conocer las estrategias y actividades de difusión. Asimismo, dentro de la UAEH con trabajo permanente para la creación del protocolo institucional de seguridad sanitaria, alineado a los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ANUIES, así como la Secretaría de Salud federal y estatal; han implementado el examen de admisión a distancia; capacitación para docentes y la puesta en marcha del nuevo ciclo escolar julio-diciembre 2020 en modalidad no presencial, entre otros.

Comentarios