El día que tocó ver teatro por una pantalla

748
maria

Pachuca.- Hace unos días, en el Facebook de Planeta mejor Hidalgo y de El Andén Cafebrería fue anunciado el preestreno de María, puesta en escena apoyada por la convocatoria Espacios Escénicos Independientes en Resiliencia de la Secretaría de Cultura a nivel federal.

Tenía un link para que te registraras y pudieras disfrutar de la obra cuyo libreto fue escrito por Berenice Montes y Francisco Gallardo, quien también dirige, luego de llenar el formulario las instrucciones eran esperar un correo electrónico que invitaba a entrar 15 minutos antes de las 20 horas, ya fuera del sábado 27 o del domingo 28 de junio.

Dieron 19:47 horas del domingo, mi computadora preparada para la función en línea, no es el telón de un teatro, me acomodé en mi silla de escritorio, no es una butaca; la luz de un foco normal estaba encendida, no es una lámpara apagada en un espacio.

A mi alrededor no había gente que murmurara y buscara un buen asiento, estaba la radio con “Where the streets have no name” de U2 y más allá de fondo, la televisión de mis padres.

Sin voz de fondo que anuncie la primera, segunda o tercera llamada, en su lugar la pantalla muestra con letras negras cada una de las anteriores y luego aparece en pantalla una joven con guitarra en mano, el pañuelo verde y la gorra azul se mueven al ritmo de las cuerdas.

La pantalla dividida en dos recuadros más, uno de ellos con el fondo colorido, ahí, en medio de las notas de guitarra, aparece María, un títere con ojos grandes y cabello rubio, busca a su público que desde antes de la función, deja en los comentarios su apoyo al espectáculo.

María es regañada por la joven de la guitarra, pero luego nos cuenta su deseo, ser una taxista como su abuelo, pero al parecer no es lo que “una niña deba hacer al crecer” así que mejor la ocupan en las labores de la casa como barrer, la guitarra vuelve a sonar… María crece, ahí está con vestido negro, el cabello del mismo tono, sentada con un parque de fondo con su amiga, un títere con la boca grande que le dice que se irá con su novio de paseo y a María le parece casi como un pecado.

María con su novio, María y la influencia de su familia, María y sus decisiones basadas en lo que ha aprendido, María y el abordar los prejuicios y valores; María una obra que nos tocó en medio del coronavirus, María y la bienvenida a una nueva forma de ver teatro.

El monitor dividido en dos recuadros, uno con fondo colorido, ahí, en medio de las notas de guitarra, aparece María

A mi alrededor no había gente que murmurara y buscara un buen asiento, estaba la radio con “Where the streets have no name” de U2 y más allá de fondo, la televisión de mis padres

Comentarios