El fracaso del impuesto especial a las empresas mineras

702
alfredo jalife

El pasado 13 de junio el presidente Enrique Peña Nieto anunció, en Mineral de la Reforma, que el Fondo para el Desarrollo Regional Sustentable de Estados y Municipios Mineros tenía recursos acumulados por 2 mil 600 millones de pesos para las localidades mineras de todo el país. No dijo cuánto dinero habría para Hidalgo, porque explicó que la distribución de recursos apenas se estaba estudiando. Este diario se dio a la tarea de buscar a la contraparte y por eso entrevistamos al presidente de la Federación Mexicana de Minería Sustentable, Carlos Silva. Como representante del sector, Silva, para sorpresa nuestra, dijo que de los recursos que supuestamente serían destinados para retribuir a las localidades mineras, no ha visto más que “cheques de cartón”. Explicó que, pese al anuncio del presidente, en todo el país nadie ha visto el dinero. “Hay cheques de cartón, para la foto, está el anuncio político, pero nadie ha visto el dinero, al menos yo no sé quién haya bajado recursos, por lo menos aquí en Hidalgo no”, declaró a este diario. Sobre este caso, conviene recordar que la última reforma fiscal, de la cual se han quejado tanto los empresarios, incluyó un impuesto especial para las empresas mineras de 7.5 por ciento sobre sus ganancias anuales. El espíritu de este gravamen es retribuir a las poblaciones en cuyo territorio se llevan a cabo actividades mineras. Sabemos que la minería afecta al medioambiente sin que nadie se haga responsable. Precisamente de ahí surgió la idea de establecer este nuevo impuesto. No obstante, si Silva dice la verdad, entonces no solo no está funcionando la medida recaudatoria, sino que está agravando aún más la crisis que le pega al sector desde hace un par de años. Recordemos que el sector minero no pasa sus mejores días pues hay un entorno negativo derivado de los bajos precios de los metales. Esto, junto con el nuevo impuesto, pone contra la pared a los empresarios. Tan es así, explicó Silva, que por esa razón la recaudación de la nueva medida no ha dejado los resultados esperados. Hidalgo es muestra de ello: solo le corresponderían 12 millones de pesos del fondo citado, de los cuales 4 millones serían para a las autoridades y 9 millones para las localidades mineras. Según Silva, de esos recursos 4 millones debieron ejercerse en Zimapán. La Secretaría de Hacienda deberá repensar la utilidad de este impuesto especial, pues no solo recauda poco, sino que, por increíble que parezca, los recursos no han llegado a su destino. ¿Estamos ya en el año de Hidalgo? De filón. La violencia y los asaltos ya son asunto de todos los días en el Valle del Mezquital. Le tocó ahora al hermano de la alcaldesa de El Arenal, Sergio Zuñiga Fuentes, quien fue baleado en plena carretera. ¿Qué debe pasar para que el gobierno estatal refuerce la seguridad es esa región?

Comentarios