Que se recuerde, fue decisión inédita cuando en marzo seis diputados al Congreso de Hidalgo abandonaron sus partidos de origen y se incorporaron al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para, en bloque, sumándose a otro representante del mismo instituto, llegar a siete, con lo que el grupo se constituyó en la segunda fuerza política en la Cámara local.
Alejandro Canek Vázquez Góngora (PRI), Simey Olvera Bautista (PRD), Jorge García Vázquez (PAN), Marco Martínez Quintanilla (PAN), Humberto Cortés Sevilla (PAN) y Miguel de la Fuente (MC) esgrimieron diversas razones para ser parte, en delante, de quienes apoyan a Andrés López Obrador.
Sin duda, el centro de más controversias fue Vázquez Góngora, nacido el 5 de agosto de 1979, y quien hasta antes del 15 de marzo de 2018 había sido activo militante del Revolucionario Institucional.
En una declaración inicial expuso:
“Hoy no me siento identificado en el partido en que me formé, en el que crecí, en el que me ha tocado ser oposición y ver que las decisiones que se han ido tomando en los últimos tiempos no son las más acertadas.”
Aludió que en 2017, en la asamblea nacional del PRI, se decidió abrir las candidaturas para ciudadanizar el partido, empero sostuvo que la fuerza del tricolor está en su militancia.
“Con ellos nos ha tocado ganar, nos ha tocado perder dignamente en distintos procesos y hoy, a nivel nacional, encabeza la nominación un ciudadano, un simpatizante que desde el momento de su designación lo único que hizo fue dividir y desalentar al priismo cuando debió ocurrir lo contrario.”
No se refugió en la oscuridad de las interpretaciones, sino precisó que José Antonio Meade Kuribeña no era el candidato idóneo para el PRI, “porque la unidad giraba en torno a la inclusión y eso no se respetó”.
Pero más que los argumentos esgrimidos por Canek, quedó en mero sentido de sorpresa que rompiera con el PRI, sobre todo, y esto objetivamente mencionado, porque significaría, en teoría y práctica, un alejamiento con quien fue su apoyo, de hecho su mentor, político al que se le reconocen altos méritos y que ha transitado entre generaciones manteniendo un estado de primeros niveles: Manlio Fabio Beltrones, quien en alguna ocasión, no lejana, fuera dirigente nacional de los priistas.
Canek Vázquez llegó a ser su secretario particular y nunca dejó de ponderar sus capacidades como amigo y orientador.
¿Se acercaría a él para comentarle del paso que iba a dar, cuál sería la opinión de Beltrones? La respuesta a esas interrogantes no se han hecho públicas, pero en el mero escenario de especulaciones, serían la mar de interesantes conocerlas.
No se omite establecer que el hidalguense, cercano a cumplir 39 años, es preparado, tanto en el ejercicio de diversas responsabilidades como en lo académico.
Canek Vázquez es licenciado en derecho, y en relaciones internacionales. Tomó el curso Conociendo los retos del fruto de México, estrategias para liderazgo y desempeño en la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard.
Al constituirse el actual Congreso estatal, y entrar en el terreno de posibilidades, se le llegó a situar como un posible coordinador, por todo lo que representaba de experiencia.
Finalmente, no muy esperado, María Luisa Pérez Perusquía fue la elegida.
Encabezó dentro de las comisiones internas, la de hacienda y presupuesto, relevado por Erika Saab Lara, tras una modificación votada por los diputados.

Comentarios