Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, dijo, contundente, que había heredado un rezago de más de 300 mil averiguaciones previas y carpetas de averiguación sin resolver y, además, que han recibido, de diversas instancias de nivel federal, más de 12 mil denuncias por corrupción.

A lo anterior se suma que hay latentes, números cerrados, alrededor de 20 mil órdenes de aprehensión que no fueron ejecutadas, de lo que era la Procuraduría General de la República (PGR).

Pese a tan desolador panorama de ineficiencia, no se da por vencido al afirmar que no se darán “carpetazos” en indagatorias que por meses polarizaron la atención general, entre ellas el llamado caso Odebrecht, empresa brasileña que invirtió millones en sobornos para que le adjudicaran contratos en Pemex, la polémica “Estafa maestra”, Ayotzinapa y su caudal de jóvenes normalistas sacrificados, incluso, reveló que ya fueron identificados quienes fueron causantes de la tragedia de Tlahuelilpan.

Pareció responder a lo que ya inquietaba, repetidamente manifestado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre “pillerías” de funcionarios en otros sexenios y a los que hasta ahora no se les ha dado oficialmente ni nombre ni rostro.

Cauto, sin ser tremendista en sus aseveraciones, pareció dejar entender que ya era el momento de dar pasos firmes, convincentes en asuntos tan espinosos.

En cada uno, el fiscal describió panoramas de ilegalidad, pero todavía no aludió a nombres, algunos de los cuales han circulado, aunque sin el debido sustento jurídico.

Otro punto que consideró importante fueron los gastos atribuidos a la PGR, que llegaron a ser millonarios y de ninguna manera justificables.

Entre ellos, la adquisición de un avión con un sobreprecio de 80 millones, y algo no menos importable al erogar más de mil millones de pesos en la compra, mantenimiento, capacitación y seguros de drones, sin estudio ni estimación previa de costos.

Lo englobó con una simple claridad: “Ineficiencia y delincuencia organizada de entidades de poder”.

Gubernatura y alcaldías

En el Congreso del estado no se ha llegado a una coincidencia de opiniones sobre en qué tiempo se definirá para la gestión del próximo gobernador y en el mismo sentido de las presidencias municipales.

Ricardo Baptista González, presidente de la junta de gobierno de la Cámara local, dijo que para el primer punto hay dos corrientes hasta ahora definidas: Morena se inclina por un término de dos años para coincidir con los comicios federales de 2024, en tanto que los restantes partidos se pronuncian por cinco años.

El diputado aseveró que continúa el debate en las mesas políticas.

Por lo que hace a los ayuntamientos, parece existir punto de acuerdo en que el periodo de gobierno pase de cuatro a tres años, con posibilidad de reelección a partir de 2024, dejando claro que en el siguiente proceso electoral se mantendrán los cuatro años, como hasta ahora.

En el mismo ámbito legislativo, fue aprobado por 25 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones, el dictamen de la reforma educativa enviada por el Senado de la República que se pronunció a favor de modificaciones a la Constitución en ese campo.

Para validar integralmente se requiere que cuando menos la mitad más uno de los congresos estatales dé su visto bueno, lo que ya quedó satisfecho.

Asunto no menos relevante de los legisladores, fue aprobar en el estado el llamado matrimonio igualitario, o sea, unión legal entre personas del mismo sexo.

Hubo 18 votos a favor, dos en contra y ocho abstenciones.

El siguiente paso sería dar visto bueno a la adopción de esas parejas, lo que, hasta ahora, no parece ser de aceptación general.

Divorcio esperado

Como se anticipaba, el expresidente Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera llegaron a un acuerdo para formalizar su divorcio. Ninguna de las partes reveló detalles, aunque desde semanas atrás se afirmaba que la actriz no cedió terreno en sus demandas para firmar.

En terrenos de simples especulaciones, se comentó que pedía algo así como 20 autos último modelo y además poder utilizar un avión privado los próximos 12 años.

En cuanto a manutención, si es que se tocó el punto, no se formularon comentarios.

Aunque por tratarse de una pareja de trascendencia en el anterior sexenio, se ha comentado que faltó un poco, o mucho, de discreción en ese proceso.

Se augura que Peña Nieto podría, de esa forma, unirse a la joven modelo Tania Ruiz, con quien parece mantener una relación, más allá de simple amistad.

Por su parte, la señora Rivera parece haber iniciado gestiones para reasumir su carrera artística, especialmente en Televisa.

rezago

Comentarios