Los casinos han unido las vidas de Trump y Sheldon Adelson (SA). En 2017, días después de haber sido ungido presidente, Trump –quien poseyó dos casinos que quebraron en Atlantic City– solicitó al primer nipón Shinzo Abe la construcción de casinos en el ese país asiático para favorecer a su amigo/aliado/socio SA.

Chris McGreal (CMG), del The Guardian, asevera que SA “conduce la política del Medio Oriente de Trump”.

SA, multimillonario del imperio Casino Las Vegas Sands, con una fortuna de 35 mil millones de dólares (número 14 en EU en el ranking de Forbes),dio al Partido Republicano 82 millones de dólares para las elecciones de 2016 cuando sus puntos de vista y su “apoyo indefectible al primer Netanyahu de Israel representan ahora la línea oficial de EU” !Cómo dejan los casinos!
Un año antes SA, más israelí que estadunidense, había sido demandado por su anterior director Stevens Jacobs por crapulosas operaciones de juego en su casino de Macao (China): le imputó haber colaborado con el “crimen organizado (el cartel las Triadas)” y sobornado a los funcionarios. ¿No es la práctica común de los dueños de casinos?
En la elección de 2012, SA “invirtió” 150 millones de dólares para desbancar al “socialista” –“estigma político” que vuelve a resonar con los publicistas de Trump– y “anti-Israel” Barack Obama.

Según CMG, SA ha dejado la impronta de sus “pasiones políticas” en “una gama de las decisiones más controvertidas de Trump, la abolición del Acuerdo Nuclear con Irán, el traslado de la embajada de EU a Jerusalén y el nombramiento del ultra-halcón John Bolton como consejero de Seguridad Nacional”.

El objetivo de SA, de 85 años, es “entrelazar al Partido Republicano con Israel”. ¿No es el rol de los “evangelistas sionistas” asentados en el “cinturón bíblico (bible belt)”?
NYT expuso que SA es miembro del “Consejo Nacional de Seguridad fantasma (sic)” que asesora a Bolton.

Nadie dice si Trump gobierna, o está hipotecado por ese gabinete en las penumbras, o es una vulgar polichinela a quien el Deep State coloca en jaque cuando se portal mal.

SA financió el vuelo privado y los viáticos de la “delegación” de Guatemala para asistir al traslado de la embajada de EU a Jerusalén. ¡Que baratos!
También financió la nueva matriz de AIPAC (American Israel Publics Affairs Committee): el grupo cabildero más poderoso a favor de Israel en EU.

SA sigue comprometido con el irredentista supremacismo racista del “gran Israel” y admite que “Israel no será un país democrático. So what?”.

William Binney (WB), del portal Sic Semper Tyrannis, afirma que el “verdadero patrón de John Bolton es SA”, quien ha lubricado al Partido Republicano con decenas de millones de dólares “con el fin de reconfigurarlo a su propia imagen”.

SA incrustó en los más altos niveles, del siempre rotatorio equipo de Trump, a varios neoconservadores straussianos quienes “han tenido un éxito considerable, particularmente en el tema de Irán” y también en el caso de Venezuela” –se pudiesen agregar Nicaragua y Cuba, pero que fracasó con Norcorea.

Según WB, “ahora que el rusiagate está muerto, las relaciones de EU con Rusia no mejoran” debido justamente a la fauna neoconservadora.

En forma estrujante, la “única preocupación de SA, según sus propios términos, es proteger a Israel, por lo que aboga el bombardeo nuclear de Irán”. ¡Mega uf!
WB agrega que Mike Pompeo, exdirector de la CIA y hoy secretario de Estado, es otro vástago de SA.

Por “azares” lúdicos del destino, la “estabilidad estratégica global” está en manos de dos casineros, Trump y SA –con la operatividad del eje neoconservador Bolton/Pompeo–, mientras el botón nuclear de EU –que se desdibuja cada vez más para parecerse a Israel en la fase de Netanyahu y Jared Kushner– lo detenta uno, si es que no los dos.

Ahora resulta que la política exterior se hace en los casinos de EU e Israel. ¡La decadencia total!

http://alfredojalife.com
https://www.facebook.com/AlfredoJalife
https://vk.com/alfredojalife

Comentarios