Esta es una historia verdadera de los recuerdos de un niño sobre sus vidas anteriores.

Textual, se cita: “‘Mami, antes era jugador de beisbol’.

‘Sí, algún día serás jugador de beisbol.’

Con una expresión de desesperación, dio un pisotón y gritó:

‘¡No! ¡Yo era jugador de beisbol igual de alto que mi papi!’”

Cathy Byrd, autora del libro El niño que sabía demasiado, se pregunta: “¿A qué se refería mi hijo? ¿Se refería a… no puede ser… trataba de decirme que en una vida anterior fue un adulto?”
La autora es agente de bienes raíces residenciales y madre de dos niños pequeños; nunca había tenido aspiraciones de convertirse en escritora hasta que su hijo de tres años comenzó a compartir recuerdos de ser un pelotero en las décadas de 1920 y 1930.

Hay un prólogo de Jack Canfield que cita: “Como ávido lector y coautor de más de 150 libros, puedo decir con honestidad que la historia que tienes en las manos es una de las que más invita a la transformación y reflexión.

“No obstante, este extraordinario libro no solo me atrapó desde el principio y no dejé de pasar las páginas hasta que lo terminé, sino que no podía evitar hablar de él a cuanta persona me encontraba.

“A primera vista, la historia de Cathy Byrd quizá te suene tan inverosímil como le sonó a ella. Lo que hace que esta narración sea verdaderamente irresistible es que ella es cristiana y no creía en la reencarnación.”

También se incluye una introducción del neurocirujano Eben Alexander.

“A pesar de que algunos podrían descartarla al considerarla una historia sobrenatural, las investigaciones científicas modernas sobre la naturaleza de la conciencia, incluyendo los recuerdos de la vida pasada en los niños, sugieren que es simplemente nuestra comprensión del mundo natural lo que necesita ser revisado.

“A veces, las familias se sorprenden o se confunden cuando los niños pequeños, que apenas comienzan a formar palabras, empiezan a hablar de eventos que no tienen que ver con su realidad actual. Reportan sueños de situaciones y escenas que parecen bastantes extrañas.

“Los estudios de casos revelan que los eventos específicos se hablan o actúan en lo que puede parecer un juego de fantasías, pero el niño insiste en que es real.

“Así que disfruta la extraordinaria historia del niño Christian Haupt y su madre, y las asombrosas posibilidades que esta y otras historias similares implican para toda la existencia humana.”

En la contraportada se compendia el relato.

Cuando tenía apenas dos años, el prodigio del beisbol Christian Haupt comenzó a compartir sus claros recuerdos de cuando fue jugador de beisbol durante las décadas de 1920 y 1930.

Desde los recorridos en tren por el país hasta su fuerte rivalidad con Babe Ruth.

Christian describe hechos históricos sobre la vida del héroe estadunidense y leyenda del beisbol Lou Gehrig, que en ese momento era imposible que supiera.

Queda en el lector decidir sobre lo verosímil o no que se relata, pero lo cierto es que apasiona.

De Grupo Editorial Tomo, la primera edición es de 2017.

Comentarios