La histórica marcha celebrada el pasado jueves 14 de noviembre, encabezada por estudiantes de diversas universidades, no se echará en saco roto. El movimiento no se quedó en la manifestación multitudinaria ni en la entrega de un pliego petitorio a las autoridades pertinentes, sino que el estudiantado decidió ir más adelante. Por eso este 19 de noviembre será llevada a cabo una asamblea en dos lugares simultáneamente. El objetivo es que quienes conforman el colectivo Todos Regresan a Casa trabajen en la confección de un protocolo con miras a reforzar la seguridad en las universidades. Además, llevarán a cabo una encuesta entre la comunidad estudiantil para saber dónde es necesario establecer medidas contra la inseguridad. Es decir, el movimiento, lejos de terminarse con la marcha del pasado jueves, seguirá por los caminos de la autogestión y de la presión social contra las autoridades para que cumplan su responsabilidad de garantizar la seguridad. Es una buena noticia que el estudiantado universitario esté tomando en sus manos su propio destino. Quienes participan en este movimiento decidieron dejar atrás la apatía y optaron por sacudir a unas autoridades adormiladas, acostumbradas a actuar, en muchas ocasiones, de manera negligente. Los activistas han descubierto un poderoso antídoto contra la soberbia y la indiferencia oficial. Su lucha demuestra que los jóvenes son más que víctimas: son parte de la solución del problema y motor de cambio frente a la ola de violencia que amenaza con truncar la tranquilidad y seguridad de toda una generación. Ojalá que las autoridades y el gobierno estatal en turno sepan tomar el pulso a este momento histórico y no tomen la salida que en su momento tomó el expresidente Carlos Salinas de Gortari y que resumió en una sola frase: “Yo a ustedes ni los veo ni los oigo”. De filón. Una buena noticia. Durante la tarde de ayer dio a conocerse que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) detuvo a dos personas por el feminicidio de Lorena, la joven que desapareció al salir de un antro en Pachuca y cuyo cuerpo fue encontrado días después en Tizayuca. Ojalá que el expediente sea bien integrado.

Comentarios