El ojo hidalguense a través del lente

384
lente

La Muestra de fotoperiodismo Hidalgo se presentó en el espacio de exposición del Cenhies

Pachuca.-

La Muestra de fotoperiodismo Hidalgo se presentó en el espacio de exposición del Centro Hidalguense de Estudios Superiores (Cenhies), donde Óscar Sánchez, Gustavo Godínez, Alejandra Zamora y Omar Rodríguez impartieron una charla ante estudiantes de ciencias de la comunicación y diseño gráfico.
La exposición es independiente y tiene el objetivo de rescatar el trabajo de los fotorreporteros que día a día se aventuran a conseguir imágenes; “es un patrimonio histórico para realzar el trabajo de los reporteros y fotorreporteros, evadir la fugacidad del periodismo en un espacio de apreciación donde no tenemos prisa, ahí es donde vamos a reflexionar las imágenes”, comentó uno de los organizadores.

Óscar Sánchez, Gustavo Godínez, Tania Monroy, Karime Gutiérrez y Víctor González conforman el grupo fundador y organizador de la muestra.
En el inicio, la exhibición estuvo en la galería Leo Acosta, para luego comenzar una gira, por lo que también estuvo en La Salle.
Los temas de exposición son variados, desde la restauración de niños Dios hasta accidentes de automóviles, carnavales, el Xantolo, los días de fiesta futbolera, mítines políticos, manifestaciones, etcétera; asimismo, la vida cotidiana y las tradiciones se plasman en las fotografías del diario.
“Al recopilar el trabajo le damos un sentido periodístico, estético e histórico, lo que vemos son los hechos que forman parte de la historia del estado y de la cuidad”, se explicó.

En la muestra hay trabajos de fotorreporteros de todo el estado y se busca abarcar cada vez más municipios de Hidalgo.
“La fotografía debe llevar información y la técnica, no olvidar los elementos de composición es importante en los momentos de tomar la imagen, los sucesos pasan rápido y por lo mismo debemos prepararnos bien”, contó Óscar.
Las fotógrafa Alejandra Zamora confesó que en momentos debes “considerar qué tanto vale una foto, si te vas a arriesgar o no, y a qué”; en su trabajo ella plasma la vida mexicana, la cultura y las manifestaciones, que son su inyección de adrenalina.
Omar Rodríguez es un amante de la Luna, con un contexto diferente desde su perspectiva, quien opinó que los momentos se compensan, pues tanto ha tenido buenos ratos “con fotos increíbles de hechos que no se vuelven a repetir, hasta las censuras, los choques o peligros que corres en la profesión”.

Además, se puntualizó que “existe un riesgo y nosotros lo vemos con conocidos de otros estados y que se dedican al periodismo, entonces es cuando más te cala; los levantones, secuestros y muertes no están tan lejos de tu entorno”.

Comentarios