Michael Klare (MK) –profesor emérito de Hampshire College, connotado especialista en “estudios de paz y seguridad mundial”–interpreta que Trump se adhiere al “concepto nodal estratégico” de un orden mundial tripolar”, algo así como el distópico mundo orwelliano “1984” de tres potencias que buscan el “dominio global”: Oceanía, Eurasia y Asia Oriental.

Considera que sería un grave error de juicio denostar a Trump por “carecer de una política exterior coherente (sic)”. Todo lo contrario: el “orden tripolar rompe radicalmente con el fin del paradigma de la Guerra Fría, en el que Rusia, China y EU cada uno asumiría responsabilidad para mantener la estabilidad dentro de sus respectivas esferas de influencia, mientras cooperan para resolver las disputas donde se traslapen tales esferas”.

Trump se suma al “plan maestro de Rusia y China” de abril de 1997, !de hace 21 años!, cuando el entonces presidente chino Jiang Zemin (JZ) acordó con el presidente ruso Boris Yeltsin (BY), en Moscú, “construir un frente común contra el dominio global de EU”.

La “Declaración Conjunta del Mundo Multipolar y el Establecimiento de un Nuevo Orden Internacional” de 1997, según MK, “contiene la mayor parte de los principios nodales en los que se sustenta ahora la política exterior de Trump”.

Luego en 2005, el zar Vlady Putin y Hu Jintao, sucesores respectivos de BY y JZ, se pronunciaron por el “documento fundacional” que pasa (ba) del unicentrismo estadunidense al policentrismo avalado por Rusia y China.

MK hace hincapié en la entrevista de Trump a Maggie Haberman y David Sanger en marzo de 2016 al New York Times (NYT), donde se deslinda del unicentrismo de EU que contaba con el apoyo de la Unión Europea y la OTAN, a la que calificó de “obsoleta”, donde EU jugaba el papel de “Policía global” que lo había empobrecido y beneficiaba a sus aliados europeos que invertían poco en su defensa.

Trump asentó su visión “nacionalista” que concuerda con la tripolaridad: “hacer de EU el país más poderoso del mundo”; proteger las fronteras de EU mediante la “seguridad de la inmigración”; y su antiglobalismo.

En un reciente tuit, Trump pone en evidencia el “insulto” del presidente galo Macron quien busca crear un sistema de defensa contra EU/Rusia/China.

No faltan analistas quienes interpreten que el nuevo orden tripolar de EU/Rusia/China busque repartirse el féretro europeo.

En un reciente artículo, MK explaya el “nuevo polvorín (sic) global”, cuando se asientan las placas tectónicas de la tripolaridad con Rusia y China, debido al probable retiro de Trump del acuerdo INF que deja a la deriva a Europa frente a un “probable contraataque” ruso.

MK insiste en el “mundo tripolar” simultáneamente de cooperación y competencia: “los tres rivales (sic) poseen descomunales establecimientos militares con amplias colecciones de armas convencionales y nucleares”. Lo más relevante es que “los tres rivales son dirigidos por líderes muy nacionalistas”.

MK enumera la extensa lista de “potenciales puntos de conflagración” de EU con China y Rusia, a grado tal que, a su juicio, “la guerra ya empezó” cuando “en el siglo 21, la distinción entre “paz y guerra” se ha desdibujado, conforme las potencias de esa contienda tripolar se comprometen en operaciones cercanas al combate armado que poseen algunas de las características de conflicto interestatal”.

Para China, la “guerra comercial” de Trump busca disminuir su avance en inteligencia artificial y robótica.

Una área muy delicada de la colisión tripolar con “riesgo de erosión” se encuentra en el ciberespacio: “una selva sin resguardo donde los malos (sic) actores pueden diseminar información, hurtar secretos, o hacer peligrar críticas operaciones económicas”.

MK teme que la excesiva militarización tripolar pueda desembocar en una “tercera Guerra Mundial nuclear”.

La solución que propone es la “prevención” mediante una “presión pública masiva (sic)” que tiene el tiempo en su contra.

http://alfredojalife.com
@AlfredoJalifeR_
https://www.facebook.com/AlfredoJalife

Comentarios