Corre la versión de que existe un plan B para evitar un choque de trenes en el Congreso local, por la ya abierta disputa por la presidencia de la junta de gobierno. Recordemos que hay dos posturas antagónicas: una, la que sostiene el actual presidente de la legislatura Ricardo Baptista, quien ha dicho que está en ciernes una reforma que devolvería al partido mayoritario la facultad de presidir ese órgano durante los tres años de ejercicio legislativo; y la otra, que es la que defiende que las cosas se queden como están, de modo que la presidencia se mantendría rotativa y caería en manos del PRI en octubre. El plan alternativo sugiere que Morena se mantenga en la presidencia de la junta de gobierno, pero ya no con Baptista al frente. ¿Y entonces quién ocuparía ese influyente cargo? La especie indica que sería Víctor Osmind Guerrero Trejo, quien no es mal visto por la bancada del PRI, que desea que Baptista deje el cargo por su cercanía con el grupo morenista surgido de la cantera universitaria. Es esta la opción que desactivaría un previsible conflicto, similar al ocurrido al inicio de la actual legislatura cuando vivimos semanas de parálisis. El mismo Baptista González, quien también coordina la bancada morenista, expresó ayer que si sus compañeros decidieran su remoción, acataría el dejar de estar al frente del grupo parlamentario. Esta declaración robustece la versión de la llegada de Guerrero Trejo, pero también habla de la actitud conciliadora de Baptista, quien ha demostrado ser un político con una amplia trayectoria y oficio. El tiempo, como siempre, disipará todas las dudas. De filón. Anna Neistat, quien fue nombrada ayer Profesora Honoraria Visitante 2019 por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), en el marco de las actividades de la edición 32 de la Feria Universitaria del Libro (FUL), advirtió ayer que una de las peores amenazas contra los derechos humanos es la indiferencia, que al cubrir a la mayor parte de la humanidad se convierte en un peligroso aliciente que perpetúa los abusos y la tortura.

Comentarios