• AMLO no puede con la economía
  • 2009 y 2019: causas diferentes

“El pez por su propia boca muere”, refrán popular.

Las palabras de Andrés Manuel López Obrador: “Los datos de hoy sobre crecimiento y empleo, demuestran, una vez más, el fracaso de la actual política económica y la ineptitud de Enrique Peña Nieto (EPN).”

“En buena medida la actual violencia se originó por la falta de empleo y bienestar. A menor crecimiento más violencia.”

“Estoy convencido de que si no hay crecimiento, no hay empleos, y si no hay empleos no hay bienestar; si no hay bienestar no hay paz ni tranquilidad. Esto que estamos padeciendo ahora en México, se ha originado, en buena medida, además de la corrupción, por la falta de crecimiento.”

“Se está grabando lo que estoy diciendo. Yo creo que vamos a crecer en cuando menos dos por ciento este año (2019). Ese es mi pronóstico. Y el año próximo (2020), vamos a crecer ya tres por ciento.”

“Crecimiento es que haya riquezas…No basta con el combate a la corrupción, con la austeridad. Se requiere también que haya crecimiento económico.”

“No. Sigo igual (crecimiento del 2 por ciento para 2019). Vamos muy bien.”

“A mí no me importa mucho (el crecimiento). Y como tengo otros datos, puedo decirles que hay bienestar. Puede ser que no se tenga crecimiento, pero hay desarrollo y hay bienestar. Abajo hay más capacidad de compra, no hay crisis de consumo…estamos viendo el precio del pollo.”

Las cifras de Andrés Manuel López Obrador: La economía mexicana lleva tres trimestres continuos de contracción. Oficialmente, estamos en recesión económica. (Fuente: INEGI).

Menos 0.1 por ciento de caída del Producto Interno Bruto (PIB) en 2019, primer año del Gobierno de AMLO. Con Calderón, en 2007, creció en 3.3 por ciento. Con Peña, en 2013, creció 1.4 por ciento.48 por ciento menos de creación de nuevos empleos. 61 por ciento de subejercicio en el sector salud. menos 52.2 por ciento de caída de inversión en salud. Las maquiladoras han perdido 41,173 empleos desde julio del año pasado. (Fuente: INEGI).

El indicador de confianza empresarial de la construcción –el parámetro más certero del movimiento económico–, cayó menos 1.0 puntos en enero. (Fuente: INEGI).

“Ni para los programas sociales sirven. ‘Sembrando Vida’, sólo alcanzó el 13.

9 por ciento de su meta. ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’, colocó apenas 20 mil de un total de 900 mil! Entre ambos se gastaron más de 60 mil millones de pesos! Insisto, qué hicieron con tanto dinero”. (Tuit de Mario Di Constanzo, economista, ex presidente de la Conducef y ex diputado federal. Fue secretario de Hacienda del llamado “gobierno legítimo” de López Obrador en 2006).

2019 fue el año más bajo de la historia en producción de gasolina: 189 mil barriles diarios. En el primer año de Fox, fue de 377 mil. Con Calderón, de 443 mil. Con Peña Nieto, de 524 mil. (Fuente: Pemex).

La producción de Pemex cayó 8.2 por ciento durante 2019, en comparación con 2018. Pemex no logró cumplir con la meta de producción de sus campos prioritarios establecida para diciembre. Al último mes del 2019, solo tres de los 20 campos de la petrolera reportaron producción de crudo: Chocol, Xikin y Cibix, por un total de 4 mil 417 barriles al día, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Dicha cifra representa solo el 4 por ciento de la meta que Pemex tenía establecida para diciembre pasado. (El Financiero, Diana Nava- 28/I/2020).

¿Por qué cayó el PIB de México en 2019?, se pregunta Carlos Ramírez F, ex presidente de la Consar y financiero respetado. Lo responde. Nos da 26 razones:
Cancelación del NAIM Texcoco; renegociación de contratos de gasoductos; proyectos de infraestructura sin racionalidad económica; cambios (en) proceso (de) compras /distribución de medicamentos; centralización (de) licitaciones en la SHCP; eliminación de los subsidios a la vivienda; suspensión de rondas petroleras y farmouts; suspensión de subastas de electricidad; cambio de reglas en el mercado de energías renovables; cancelación de la licitación de la red troncal; suspensión de obras inmobiliarias en CDMX; desaparición del consejo de promoción turísticas y de ProMéxico; endurecimiento de medidas fiscales; desmantelamiento de la comisión reguladora de energía; recortes y desmantelamiento de políticas en el sector agrícola; dudas en plan de negocios de Pemex; debilitamiento presupuestal y nombramientos políticos en órganos reguladores; fuertes recortes presupuestales en áreas de Gobierno; altas tasas de interés resultado de incertidumbre política; ataques reputacionales a empresas; contracción de inversión pública; pérdida de capital humano en sector público; iniciativas legislativas anti-empresa; lentitud en otorgamiento de permisos y autorizaciones (del) sector financiero y energético; falta de pago a proveedores; cambios sector maquilador. Son los hechos irrebatibles. Allí están como dato duro.

“En 2009 también hubo recesión económica”, reclaman las plumas oficialistas al servicio del Gobierno. Ok. Pero demuestran ignorancia o mala fe: la crisis de 2009 fue mundial, provenía del sector inmobiliario de Estados Unidos. Fue el llamado “Efecto Jazz” que destrozó a economías completas, como Grecia, España o Islandia. La más grave desde 1929. No hay comparación. Ni de lejos. La actual recesión económica de México, es producto exclusivamente de los errores y traumas ideológicos de AMLO y de su equipo económico–petrolero. ¿Quieren pruebas? Van: mientras la economía de Estados Unidos creció 2.3 por ciento el año pasado, la de México cayó 0.1 por ciento. Así de sencillo de entender.

“En enero (2014), la economía creció 0.8 por ciento, es decir, nada. EPN y Videgaray no saben cómo hacerlo. Perdón, pero con nosotros sería distinto y mejor”, advirtió AMLO al arranque del sexenio pasado.

Pues, no. Con López Obrador no es distinto ni mejor. Estamos, en materia económica–financiera, mucho peor que en el sexenio pasado. Allí están las cifras indiscutibles, rotundas.

Sin crecimiento.

Con recesión.

Con mentiras.

Así anda el país con López Obrador.

Texto extraído de www.sinembargo.mx

Twitter:@_martinmoreno
Facebook:Martin Moreno
[email protected]

Comentarios