El recuento de los daños

145
daños

Pachuca.- Amaneció poco después de las 6 horas, pero en la explanada de la plaza Independencia, también conocida como de las Diligencias, por aquellos de mayor edad, las carpas de lona blanca y remaches toscos, adinteladas por banderas rojinegras, dejaron de estar; en su lugar, habituales tareas de limpieza fueron llevadas a cabo.

El centro histórico, como cada día, comenzó a cobrar vida y los peatones, vehículos y unidades de transporte convencional empezaron a circular. A la par, las y los empleados del ayuntamiento, pachuqueños y pachuqueñas provenientes de diversas colonias, regresaron a sus lugares de trabajo, los que dejaron repentinamente la tarde del 18 de febrero, cuando la huelga estalló.

Al interior hay polvo, en algunos casos un poco de humedad y uno que otro desperfecto fácil de arreglar, pero sobre todo, existe una pesada carga de expedientes, documentos, oficios o correos; todo eso es trabajo rezagado que deberá normalizarse a la brevedad.

Son poco más de las 11 horas en la Bella Airosa y, a más de 40 días de no funcionar, el Reloj monumental, ícono de esa ciudad desde hace más de 100 años, volvió a marcar la hora.

El día sigue su curso y, lo que se vislumbraba como una jornada pesada, transcurre sin mayor problema; las filas no se saturaron, las cajas de cobro por el pago de impuestos no se llenaron y las solicitudes para trámites tampoco se amontonaron en los escritorios.

“Posiblemente es porque muchos aún no saben que ya terminó la huelga”, comenta una empleada del servicio de cobro de predial, quien reconoce que el día fue tranquilo, pero los próximos podrían ser pesados; aun así, expresa con certeza que trabajará lo necesario para que las cosas regresen a la normalidad.

Pero en el exterior, la realidad es diferente, los daños fueron más allá del polvo o la humedad. Hay jardineras secas, basura acumulada en algunos espacios y pisos con manchas de suciedad; son tareas que deberán esperan a ser resueltas hasta el lunes, cuando personal sindicalizado, en su mayoría a cargo de esa actividad, vuelva a trabajar.

Comentarios