Siempre controvertida, la normal rural de El Mexe ha sido referente en la historia del estado de Hidalgo. No es difícil escuchar a egresados hablar con pasión sobre su escuela, que a mediados de la década pasada fue cerrada por el gobierno estatal luego de una época en la que sus estudiantes protagonizaron intensas y frecuentes movilizaciones en la capital del estado. En ese tiempo, el discurso oficial se centraba en señalar que se había perdido la vocación y esencia de esa casa de estudios y que había que pensar en un nuevo proyecto educativo acorde a los nuevos tiempos. De esa forma, la normal rural de El Mexe fue cerrada y en su lugar se creó la Universidad Politécnica de Francisco I Madero, institución que ofrece las ingenierías agroindustrial, en agrotecnología, en energías, en producción animal, entre otras, es decir, forman estudiantes con un perfil muy distinto al que ofrecía la normal rural, que dotaba al alumnado no solo de una formación académica, sino también de una profunda vocación humanista y social. Tras la extinción de El Mexe, relatan egresados de esa institución, en Hidalgo se olvidó la formación de los normalistas rurales, que hoy día aún son necesarios para un estado que aún se distingue por la dispersión de su población y porque todavía tiene un alto porcentaje de población que vive en el medio rural. Pero con la llegada al poder del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, lo que parecía un proyecto olvidado de pronto resurge de entre sus cenizas. Frente a esta nueva oportunidad, es preciso y necesario preguntarse y definir cómo debe ser una normal rural cuando estamos por entrar a la tercera década del siglo XXI. De filón. La que tiene el rumbo muy claro es la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), cuyos estudiantes destacados son prueba de que las cosas se están haciendo bien. De lo contrario, no podría entenderse que alumnos del Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa) hayan sido los campeones en el primer rally en atención médica por simulación dentro del octavo Encuentro Estudiantil de Medicina Militar y Naval, justa donde los alumnos garza superaron a estudiantes de las mejores escuelas del país, incluyendo a las universidades Autónoma Metropolitana (UAM), Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Escuela Militar de Medicina.

Comentarios