En nuestro país, la historia de los medios públicos no es afortunada en cuanto a su desarrollo idóneo y fortalecimiento en la educación, enriquecimiento y oferta variada, diversa y plural de las audiencias. Los sistemas de medios estatales, en muchos casos lamentablemente, terminan siendo portavoz de los gobiernos y se les mira como extensión de la comunicación social institucional. Mucho ha de hacerse en ese tenor y la ciudadanía debe exigir se desarrollen esos medios en su carácter de servicio y atención amplia de la sociedad y su urgente necesidad de información y entretenimiento diferente al
comercial.
De aquí la singularidad de un sistema reciente que ha caminado en su autonomía y función real. Se trata del Sistema Zacatecano de Radio y Televisión (Sizart), que este año cumplió apenas dos años. Fue fundado en enero de 2016 y desde agosto de 2015 obtuvo la concesión oficial. Dicho organismo se sumó a los 25 estados que cuentan con ese tipo de medios al servicio de la sociedad. Su directora, María Teresa Velázquez Navarrete es una comunicadora de clara convicción sobre el papel de los medios públicos, que es el servicio a la
sociedad.
La historia de ese sistema estatal de medios se redimensionó con la llegada de su directora, pues elaboró una propuesta que revolucionó la forma tradicional de sus transmisiones para potenciar el carácter de servicio de sus contenidos. Su barra programática dejó de ser mera repetidora musical o de programas de entretenimiento para convertirse en un espacio que promueve la cultura en todas sus manifestaciones y la formación de audiencias críticas.
María Teresa Velázquez, egresada de ciencias de la comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), radicada en Zacatecas desde hace 20 años, ha sido la gestora de la creación del Sizart, y actualmente trabaja ardua y cotidianamente no solo para elevar la calidad de sus contenidos de radio y televisión públicas, sino que pretende incrementar (bajo solicitud y gestión en los espacios correspondientes) el presupuesto asignado a ese organismo descentralizado para consolidar su perfil de medio público y autonomía respecto a las instituciones de
hgobierno.
La labor de ese sistema ha sido vital para que su personal comience a dar visos de una nueva forma ética y comprometida de comunicar e informar a su sociedad. A inicios de este año, los trabajadores de Sizart se pronunciaron por promocionar una cultura por la paz. En un manifiesto publicado se comprometieron a llevar acciones encaminadas a fomentar conductas y valores que redunden en la divulgación de la cultura en general, la formación de audiencias críticas, en la información equilibrada, no discriminatoria, ni perturbadora de la armonía social, siendo la tolerancia y la reconciliación necesarias para esa cultura de paz.
Sin duda, esa acción es sello y signo de que ese sistema público de medios tiene clara su vocación y, por supuesto, definidos los objetivos. Así también, muestra de ello es su intenso y fructífero trabajo en el tema de medios: fue sede la de 11 Bienal Internacional de Radio donde se refrendó el compromiso de nuevos y mejores esquemas para el funcionamiento y desempeño de medios públicos como el Sizart. Otro aspecto muestra de los nuevos aires y perfil que recorre a ese sistema son sus nexos con lo mejor de los medios en el país y en el extranjero, que se evidencian en sus convenios, sus cursos y su integración a la Red Nacional de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México, de la cual su directora es vicepresidenta.
Buen precedente y noticia se vuelve el desempeño del Sizart, medios públicos que intentan responder al público zacatecano.

Comentarios

Artículo anteriorEdición impresa: 13 de abril de 2018
Artículo siguientePiedad (Decimosexta parte)
Doctora en ciencias políticas y sociales por la UNAM y especialista en estudios de la mujer por El Colegio de México. Periodista colaboradora en medios desde 1987. Defensora de lectores y articulista del diario Libre por Convicción Independiente de Hidalgo. Integrante del consejo editorial de la agencia de noticias Comunicación e Información de la Mujer AC. Docente universitaria desde 1995 en la UNAM. Profesora investigadora de tiempo completo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo desde 2008. Integrante y cocoordinadora del grupo de investigación Género y Comunicación en la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación. Línea de investigación y publicaciones sobre periodismo, comunicación y género.