Con poco más de cinco años como pinchador, Issac, o mejor conocido como Bitter Blood, se encarga de transmitir parte de la cultura jamaiquina por medio de ritmos provenientes de ese país caribeño a través de una consola, acetatos y toda la pasión que esto conlleva.
Originario de Zumpango, Estado de México, menciona que es parte de los pioneros en esos rumbos a lo que se refiere como los sound systems, que son equipos de sonido que ambientan fiestas o eventos con su base principal, la música de la cultura jamaiquina de la década de 1960 en su formato de discos de acetato.
Bitter Blood, nombre que adoptó de una de sus canciones favoritas de la agrupación Sound Dimension, refiere que su inspiración para involucrarse en este mundo fue el conocer qué es lo que había detrás de la música que le apasionaba, las raíces que involucran el génesis del ska, el rocksteady y el reggae.
Antes de iniciar colocando discos de acetato de 33 rodadas y posteriormente de 45 rodadas por minuto, menciona que hace ya varios años inició en la escena escuchando lo que se conoce como ska fusión, que es lo más convencional.

Sin embargo, yo quise ver qué había más de esa música, ver cuáles eran sus raíces, empecé a investigar y eso me llevó a conocer más que nada lo que es la escena skinhead, que nace de la emigración de los jamaicanos a Inglaterra, y pues las raíces que son precisamente en Jamaica como el ska, rocksteady y posteriormente el reggae

, relata como parte de su inquietud de hace varios años.
De poco a poco, refiere, fue como se adentró dentro de esa escena, añadiendo que comenzó a ir a eventos a la Ciudad de México, esencialmente a aquellos donde tocaban los éxitos de aquellos años de la música jamaiquina.
Tras los contactos con la subcultura skinhead, la música y su experiencia en eventos de ese tipo, también llegó la inquietud por conocer el mundo envuelto tras los llamados sound systems.

También empecé a leer e investigar todo lo que hay detrás de los sound systems, música en vinil, lo que verdaderamente eran las raíces del sound.

Parte de ese gusto particular por este tipo de espectáculos fue inspirado, dice, por uno de los mejores exponentes en México, King Crab’s Sound System.
El alma de los sound systems es sin duda la música jamaiquina, misma que se transmite por medio de los discos de vinil, mismos que hoy en día tienen un rempuje.

Mucha de la gente lo cataloga como moda, pero yo siento que para gente amante de lo antiguo siempre ha existido, pero ahorita en la actualidad como que siento que ha resurgido como una moda

, explica Bitter Blood.
A su vez, añade que actualmente en ese sentido predomina la compra de discos reediciones, aunque lo que debe existir es tener entre la colección un disco de entre 40 y 50 años de antigüedad, los cuales son difíciles de conseguir, pero por medio de subastas en Internet es como muchas veces llegan a obtenerse.
Un disco del que se siente orgulloso de haber poseído y el cual considera una verdadera joya es el single Old fashioned way del cantante Ken Boothe OD, mismo que consiguió por mil 500 pesos, que desafortunadamente debido a complicaciones económicas tuvo que vender.
Los tiempos cambian, eso es indudable, y eso se refleja en la misma escena, la cual Bitter Blood ve muy alejada a como era en un principio.

Honestamente, la escena va en decadencia, yo me he percatado que hay mucha envidia por parte de la banda, por querer pinchar un disco caro

, mencionó con cierta queja, al tiempo que abundó: “yo me baso más en el gusto musical, muy independiente del costo del disco, me interesa más que suene bien y que le guste a la banda.

Ahorita ya la mayoría agarra, compra discos en Internet por quererse sentir superior a los demás y se ponen a pinchar, pero ya no lo ven tanto como lo que realmente es un sound system

, manifiesta.
Otro de los puntos que le desagradan es la falta de unidad entre la escena, en especial entre los skinheads, debido a las diferencias que hacen unos con otros entre los gustos musicales.

De igual forma la banda skinhead que asiste a ese tipo de eventos también se encuentra en decadencia, la misma banda está tirando mucha mierda, ya que se supone que debería existir una unidad entre la escena, ya que parte de esto se debe a la división entre tradis (aquellos con gusto preferencial al reggae, ska, rocksteady clásico), los Oi! (estilo musical parecido al punk).

A pesar de lo anterior, él tiene esa particular pasión por esta música que conoce y lleva consigo desde hace casi 15 años.

Es una música que crecí con ella, me apasiona demasiado

, expuso con firmeza en la entrevista.
Sumado a la pasión y diversión que pudiera traer el pinchar éxitos clásicos de la música jamaiquina, Bitter Blood menciona que uno de sus objetivos con este proyecto

es difundir la música jamaicana, que la banda conozca lo que son las raíces, que no piensen que el ska fusión o el ska nacional es todo, sino que abarca mucho más

además de que ésta llegue a difundirse en donde no hay mucha escena de este tipo.
Su invitación es conocer a los artistas que formaron su carrera musical en Jamaica e Inglaterra bajo los diferentes estilos creados en esa época como el ska, rocksteady, early reggae, skinhead reggae, entre otros.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios