Ixmiquilpan.-

Entre golpes, empujones y con la toma de la alcaldía de Ixmiquilpan, se llevó a cabo la elección de delegado municipal propietario en el barrio San Nicolás, donde vecinos denunciaron la presencia de seguidores de los hermanos Pascual y Cipriano Charrez Pedraza, quienes presuntamente pretendían imponer a sus candidatos.

Ayer por la mañana, decenas de vecinos arribaron a la delegación San Nicolás; la primera inconformidad de la jornada radicó en que el director de reglamentos y espectáculos Miguel Mundo Cervantes se impuso dentro de la mesa de debates para la elección del delegado, autonombrándose moderador.

Lo anterior molestó a los pobladores, quienes reprocharon el querer imponer a Gerardo Mendoza, identificado con el grupo del alcalde Pascual Charrez, así como a la secretaria y tesorera de la delegación, lo que fue mal visto por los delegados de manzanas, así como por los demás habitantes, quienes comenzaron a golpearse entre sí.

No obstante, los avecindados identificados con Erick Hernández, actual delegado y quien buscaba reelegirse con apoyo del diputado local con licencia Cipriano Charrez Pedraza, se mantuvieron en el lugar hasta que se retiró del teatro del pueblo Miguel Mundo Cervantes, quien según los vecinos era protegido por un grupo de choque presuntamente pagado por el alcalde.

Con el fin de que no ocurriera una pelea más grande, acordaron que ni Gerardo Mendoza ni Erick Hernández contendieran y en su lugar los delegados de las cuatro manzanas del barrio fueran los aspirantes a delegado propietario.

Motivo por el cual el grupo de Miguel Mundo Cervantes se quedó a un costado de la delegación municipal, mientras que el de Erick Hernández acudió con una comisión a tomar la alcaldía, en espera de ser atendidos por Pascual Charrez Pedraza, por lo que al cierre de esta nota la elección se llevaba a cabo con baja afluencia y bajo tensión.

Comentarios