La Paz.-Un total de 26 comunidades indígenas de Bolivia lanzaron un ultimátum de presión, pues exigieron llamar a elecciones presidenciales y que renuncie el gobierno transitorio o ampliarán más los bloqueos carreteros.

Ante esa advertencia, la nueva administración de Jeanine Áñez aseguró que tiene preparados puentes aéreos para suministro de combustibles y alimentos a La Paz, El Alto y Cochabamba.

Justamente en Cochabamba ayer hubo tres marchas que recorrieron la ciudad para exigir la renuncia de Áñez a la presidencia de Bolivia.

Mientras que en La Paz, 20 comunidades de El Alto pidieron llamar a nuevas elecciones o cerrarán más aún el cinturón de bloqueos que sitian a la capital boliviana.

Eso indica que las negociaciones entre el gobierno transitorio y los simpatizantes de Evo Morales están rotas; además de que en la Asamblea Legislativa, con mayoría de Movimiento al Socialismo (Mas), tampoco prosperan los acuerdos.

En La Paz y El Alto, la planta de Senkata está bloqueada y los hidrocarburos empiezan a escasear en la capital, lo que por efecto dominó trae varios problemas, entre ellos la interrupción de algunos servicios como recolección de basura y carencia de algunos productos alimenticios.

Los bloqueos en Cochabamba, La Paz y Santa Cruz son localizados en más de 60 puntos de las carreteras principales que unen esos tres departamentos, según el reporte de la administradora boliviana de Carreteras.

Luego, Cochabamba no tiene salidas al oriente ni al occidente, las rutas principales y alternas están cerradas por productores de coca, campesinos y mineros.

En el caso de La Paz, no tiene salida hacia Cochabamba y existe un bloqueo en la zona de Yucumo, hacia el norte del país. La mayor cantidad de bloqueos son reportados a la ruta hacia Oruro.

En el departamento de Santa Cruz solo fueron registrados cuatro puntos en la zona de la Angostura.

Buscan abasto aéreo

El apenas nombrado ministro de Hidrocarburos, hace tres días, Víctor Hugo Zamora explicó que implementaron un plan de emergencia para proveer de combustible a La Paz, que presenta desabastecimiento por un bloqueo en las vías de acceso a la planta Senkata, en El Alto.

El plan implica la importación de gasolina y diésel de Perú y Chile, a través de entre 98 a 100 aviones cisterna; y aunque no alcanzarían a regularizar el abasto sí ayudarían a atender la emergencia y el transporte público, principalmente.

Por otro lado, el ministro de Desarrollo Productivo Wilfredo Rojo informó que ayer también fueron habilitados puentes aéreos para el abastecimiento de productos de primera necesidad a las ciudades La Paz y El Alto, entre ellos pollo, carne de res y de cerdo.

Comentarios