Eligen chilenos giro a la derecha

202
chile

Las encuestas que apuntaban un empate técnico

SANTI PIÑOL / AGENCIA REFORMA
Santiago de Chile

Las encuestas que apuntaban un empate técnico en la segunda vuelta electoral fallaron una vez más: Chile vuelve a girar a la derecha.
El expresidente conservador Sebastián Piñera ocupará de nuevo el Palacio de La Moneda después de obtener una victoria mucho más amplia de lo que señalaban todos los expertos.
Con 54.58 por ciento de los votos, el exmandatario derechista se impuso sobre el centroizquierdista Alejandro Guillier, quien obtuvo 45.42 por ciento.
Piñera, empresario conservador de 68 años, se convirtió en 2010 en el primer político de derecha en acceder a la presidencia en Chile tras la dictadura de Augusto Pinochet.
Ayer, en su discurso de victoria, Piñera llamó a la unidad nacional para lograr amplios consensos para construir un Chile sin pobreza, con más oportunidades y más seguro.
“¡Viva la diferencia, viva el pluralismo de ideas! Pero nunca esas diferencias deben convertirnos en enemtigos, porque cada vez que los chilenos nos hemos enfrentado y convertido en enemigos, hemos consumado nuestras más grandes derrotas”, advirtió Piñera a sus simpatizantes.
El conservador prometió en campaña que revertirá o modificará las emblemáticas reformas promulgadas por la mandataria socialista Michelle Bachelet, en materia tributaria y educativa, y también cambiará la actual ley del aborto por tres causales.
Al contrario de lo que vaticinaban todos los analistas, el incremento de la participación no benefició al candidato progresista ya que no todo el voto del izquierdista Frente Amplio fue para el oficialista.
“Las zonas en las que fue fuerte Beatriz Sánchez también lo fue el rival de Piñera en las primarias”, comentó a grupo Reforma Mauricio Morales, director del Centro de Análisis Político de la Universidad de Talca.
También opinó de forma similar Cristián Larroulet, que fue ministro de presidencia en el gobierno de Piñera entre 2010 y 2014.
“Algunos votantes del FA votaron por Piñera porque tenían deseo de cambio. Hay una parte de esos votantes que no son ideológicos”, destacó Larroulet.
Según un analista del partido de Piñera, Renovación Nacional, la voluntad de entendimiento del presidente electo responde a la necesidad de quitarse presión de los sectores más conservadores de Chile Vamos que intentarán llevar a cabo una agenda más derechista de lo que quiere el
exmandatario.
Para esta segunda ronda, el expresidente recibió el apoyo del excandidato ultraconservador José Antonio Kast, un hombre vinculado a la ideología de Pinochet, quien obtuvo en primera vuelta casi un 8 por ciento de los votos.

Algunos votantes del FA votaron por Piñera porque tenían deseo de cambio. Hay una parte de esos votantes que no son ideológicos”

 

Comentarios