Elimina México 99% de sustancias agotadoras de la capa de ozono

203
OZONO
También eliminó por completo los clorofluorocarbonos, tetracloruro de carbono, halones y el bromuro de metilo

Con ese nivel de cumplimiento, el país celebró 30 años del Protocolo de Montreal

Ciudad de México.- Hace 30 años entró en vigor el Protocolo de Montreal, el único acuerdo internacional ambiental ratificado por los 197 países del orbe con el propósito de eliminar el consumo de las sustancias que dañan la capa de ozono. Además, contribuye a mitigar el cambio climático, por lo que se considera la herramienta más exitosa del sistema de Naciones Unidas.

En un comunicado, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) explicó que México fue el primero en ratificar ese protocolo y a la fecha eliminó 99 por ciento del máximo nivel de consumo de las sustancias agotadoras de la capa de ozono. También eliminó por completo los clorofluorocarbonos (CFC), tetracloruro de carbono (CTC), halones y el bromuro de metilo.

Los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) son actualmente las únicas sustancias agotadoras de la capa de ozono que aún siguen utilizándose en el mantenimiento de aires acondicionados fijos.

Los HCFC son los sustitutos directos de los clorofluorocarbonos (CFC) que se eliminaron totalmente en la década pasada; además de dañar la capa de ozono, tienen un alto potencial de calentamiento global.

El consumo actual de HCFC en México es de 7 mil 109 toneladas. Este consumo significa, a su vez, un total de 9.8 millones de toneladas de CO2 equivalente. Por lo anterior, la Semarnat desarrolla el Plan Nacional de Eliminación de Hidroclorofluorocarbonos. En sus dos primeras etapas (2013–2022) se tiene como meta la eliminación de 67.5 por ciento del consumo registrado en 2008, meta que podrá alcanzarse antes de tiempo.

Respecto a la fabricación de espumas de poliuretano, en equipos de refrigeración así como en todos los aerosoles, el país erradicó totalmente el uso de HCFC y de todo tipo de sustancia agotadora de la capa de ozono.

La dependencia continúa promoviendo la capacitación a técnicos en la eliminación de los HCFC como agentes de limpieza y en la sustitución de los HCFC en aires acondicionados por sustancias que no dañan la capa de ozono y con mayor eficiencia energética.

Asimismo, finalizó con gran éxito el proyecto de destrucción de sustancias agotadoras de ozono (SAO) en desuso y que han sido recuperadas a través de los centros de recuperación y reciclado autorizados en México, eliminando 113 toneladas de esas sustancias, lo que significó evitar la emisión de 504 mil toneladas de CO2 equivalente. Con ese proyecto se logró fortalecer la capacidad nacional en la recuperación, acopio, transporte, monitoreo y destrucción ambientalmente adecuado de las SAO residuales.

Con los resultados de ese proyecto, México demuestra que es factible establecer un modelo sustentable para el correcto manejo y destrucción de las SAO, siendo el primero en América Latina en contar con instalaciones y tecnología de punta para la disposición adecuada de ese tipo de sustancias.

En octubre pasado, el Protocolo de Montreal adoptó la Enmienda de Kigali a través de la cual podrá controlarse el consumo y producción de hidrofluorocarbonos (HFC), sustancias con alto potencial de calentamiento global que han sustituido a los CFC y HCFC. Con ese importante acuerdo mundial se logrará evitar el incremento de 0.5 grados en el clima global a finales del presente siglo.

Comentarios