LUCÍA CAMINO

Pachuca.-

Muchas son las mujeres que sueñan con tener un hijo y muchas veces ese sueño termina convirtiéndose en una obsesión que puede afectar tanto a la mente como el cuerpo; la existencia de un embarazo psicológico (también llamado pseudociesis) surge como resultado de varios trastornos, pero suele darse en aquellas mujeres que anhelan y sueñan tener un hijo de forma desesperada, incluso obsesiva. Decimos que esa patología (ya que el embarazo psicológico se considera una enfermedad de la mente) puede ser peligrosa ya que tiene un gran efecto nocivo, tanto en el cuerpo como en la mente de la mujer.

Como ya lo dijimos, la principal causa de ese problema es el deseo vehemente de tener un hijo; sin embargo, existen otros factores como la necesidad de fortalecer las relaciones conyugales o de sentirse nuevamente joven.

Síntomas

 Por extraño que parezca, los síntomas de un embarazo psicológico suelen ser tan reales como los de un embarazo normal, pues el cuerpo es capaz de modificar el ciclo menstrual, las glándulas mamarias, la secreción de leche y provocar incluso una sensación sugestiva de movimientos fetales; muchas mujeres también suelen presentar náuseas y subir de peso. Pero además de los cambios corporales, referimos que es una patología peligrosa debido a las secuelas que pueden existir ya que al no llevarse a cabo el embarazo es probable que se produzca un sentimiento de depresión, incluso algunas mujeres ante la actitud opuesta del médico que niega el embarazo, cambian de especialista con la finalidad de buscar alguien que certifique su deseo.

Por ello, y para evitar esas situaciones, es importante que el médico realice diferentes pruebas (análisis, ecografías) para convencerla de que realmente no está embarazada, como aquella que consiste en la dosificación de la BhCG, hormona producida por la placenta durante la gestación, o bien, una ultrasonografía abdominal, que demostrará un útero vacío.

¿Cómo afrontarlo?

 En este tipo de casos el tratamiento siempre será más psicológico que medicinal, pues primeramente debe indagarse sobre los motivos que llevaron a la mujer a crearse esa condición. Por otra parte, el aspecto ginecológico no requiere tratamiento alguno salvo convencer a la paciente de que no espera un hijo, lo que provocará que disminuya su estado de tensión y se restablezca el equilibrio en su organismo, es decir, que los síntomas del embarazo desaparezcan.

Los índices de mujeres que sufren un embarazo psicológico han disminuido a medida que avanzan las técnicas de fertilización y reproducción asistida, mismas que han permitido ser madre a muchas mujeres con problemas de concepción.

Fuentes:.- https://www.mdsaude.com/es/2015/11/embarazo-psicologico.html

https://www.todopapas.com/embarazo/psicologia-embarazo/embarazo-psicologico-1518

¿Te puedes quedar
embazada con la menstruación? ¿Es verdad que la píldora engorda? ¿Puede un mosquito transmitir el Sida? A esas y más preguntas, nosotros tenemos la respuesta; escríbenos a [email protected] y resolveremos todas tus dudas de sexualidad. Puede ser anónimo

Comentarios