Green Bay venció a Halcones Marinos de Seattle y se impuso 28-23

NOTIMEX / GUILLERMO
ABOGADO GONZÁLEZ
Green Bay.- Con la experiencia del mariscal de campo Aaron Rodgers y un gran juego del receptor Davante Adams, Empacadores de Green Bay resistió a la reacción de Halcones Marinos de Seattle y se impuso 28-23 para avanzar a la final de la conferencia de la National Football League (NFL).

Lambeau Field, una vez más fue una maldición para Seahawks, que desde 1999 no gana en ese territorio y Packers hizo su trabajo, complicó la labor al quarterback Russell Wilson y por primera ocasión desde 2016 peleará de nuevo por el pase al Súper Tazón con un Rodgers con sed de revancha frente a 49ers de San Francisco.

Rodgers terminó con 16 pases completos de 27 intentos para 243 yardas y dos pases de touchdown, en un partido en el que también Adams mereció mención aparte, al acabar con ocho recepciones, 160 yardas y dos anotaciones.

Con el respaldo de su afición, Empacadores comenzaron bien desde su primera serie ofensiva con la conexión entre Rodgers y Adams para el 7-0. Hasta que en su tercer drive, Seattle hizo presencia con un gol de campo de Jason Myers y puso las cosas 7-3.

Luego, vino la respuesta contundente de Packers con otro touchdown con acarreo de Aaron Jones que valió el 14-3.

Antes del entretiempo, Myers erró un gol de campo de 50 y Green Bay llegó a las diagonales de nuevo con Aaron Jones, otro de los que destacaron en Lambeau, en dos primeros cuartos y en los que prácticamente le salió todo a Empacadores que se fue con diferencia de 21-3.

Russell Wilson tenía que despabilarse y recomponer la situación para vender más cara la derrota y lo hizo desde el inicio del tercer episodio, al acercar a Seattle a zona prometida y Marshawn Lych anotó para el 21-10.

Asimismo, Rodgers jamás bajó el ritmo y mucho menos Adams, para que en cinco jugadas volvieran a llegar a las diagonales y poner la situación 28-10, una acción clave de Packers, que supo aguantar la diferencia pese a dos touchdown más de Seattle.

Wilson envió una espiral para Tyler Lockett y así recortar distancias 28-17, luego forzó el despeje del rival y Halcones Marinos se acercaron más con otra anotación de Lynch, pero en el intento de conversión Wilson fue capturado, lo que significó el 28-23 definitivo, que terminó por amarrar Rodgers con sendos pases para tragarse el reloj.

Ahora, Green Bay viajará a Santa Clara para enfrentar el domingo a San Francisco, una rivalidad que marcará su octavo encuentro en postemporada.

  • Lambeau Field una vez más fue una maldición para Seahawks, que desde 1999 no gana en Wisconsin, EU

Comentarios