Empantanada, huelga en la Reforma

741
HUELGA

Inconformes declararon que el edil Raúl Camacho no se ha presentado para dialogar

Pachuca.-

A más de una semana, la huelga de trabajadores sindicalizados de Mineral de la Reforma continúa, toda vez que el alcalde Raúl Camacho Baños no se ha presentado para dialogar con los inconformes.
Así lo externó el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Mineral de la Reforma (SUTSMMR) Alejandro Pérez Gerónimo y el representante legal del gremio Miguel Ángel Solís Hidalgo, quienes enfatizaron que no existen avances, luego que hasta el momento no hay acercamiento entre ambas partes porque el munícipe “no tiene intención de negociar”.

Por lo anterior, los manifestantes permanecen en la misma situación que cuando iniciaron las acciones de huelga; no obstante, durante estos días han recibido apoyo de diversos sectores, incluida la población que, en solidaridad con su protesta, ha sido tolerante ante las incomodidades que este hecho genera, destacaron.
Asimismo, hace unos días el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Municipio de Tizayuca acudió para proporcionarles víveres a quienes desde el 12 de junio permanecen en paro, en exigencia de mejores condiciones laborales, incremento salarial y la reinstalación de 35 trabajadores que fueron despedidos de manera injustificada.

De igual forma, algunos regidores han externado su respaldo a las acciones del sindicato y llamado a Camacho Baños al diálogo, tal es el caso del munícipe Víctor Olid Trejo, quien hace unos días declaró en redes sociales: “Tengo claro mi papel como parte de la autoridad y a partir de esta representación exhortamos al diálogo de manera permanente, decía Gandhi ‘no hay camino para la paz, la paz es el camino’”.

También, apuntó que lamentaba y rechazaba categóricamente “todo acto de violencia fundado en la cerrazón”; lo anterior, luego de la confrontación que surgió entre trabajadores sindicalizados y de confianza unos días después de iniciada la huelga, misma que desembocó en la intervención de la Policía estatal, quien incluso empleó gas lacrimógeno para dispersar a los presentes, medida que los inconformes calificaron de excesiva.

  • Han recibido apoyo
    de diversos sectores, incluida la población que, en solidaridad con su protesta, ha sido tolerante ante las incomodidades que ese hecho genera, destacaron los manifestantes

Comentarios