Empleada desaparecida sufría acoso: madre

18308
Empleada desaparecida

Pachuca.-Olayet Cabrera Carranco, empleada de la Tesorería de Pachuca que desapareció hace casi un mes, era víctima de acoso laboral e incluso consideraba renunciar a su trabajo días antes de que ocurrieran los hechos, por lo que sus familiares aseguran que “alguien del ayuntamiento sabe dónde está”.

En entrevista con este diario, la madre de Olayet, Angélica Yazmín Carranco detalló que desde el inicio de la actual administración municipal, encabezada por Yolanda Tellería Beltrán, su hija comenzó a sufrir una serie de intimidaciones por parte de dos mujeres de nuevo ingreso que llegaron como sus superiores, mismas que incluso la obligaron a renunciar hace aproximadamente un año, luego que originalmente trabajaba en la sede del ayuntamiento capitalino desde hace nueve años.

No obstante, relató que fue reubicada en la Tesorería municipal en donde de igual forma fue víctima de abusos laborales por parte de sus jefes, quienes en dos ocasiones intentaron responsabilizarla por la desaparición de ciertas cantidades en efectivo, pues ella era la encargada de la caja chica de esa área.

Asimismo, explicó que recientemente le asignaban tareas que no estaban contempladas en su cargo o le pedían quedarse horas extras sin que se las pagaran. “En ocasiones le pedían quedarse hasta muy tarde y nosotros íbamos por ella, hasta las 10 u 11 de la noche; eso nos molestaba porque además la dejaban sola, a nadie más le pedían esas cosas. En una ocasión, su jefa la hizo quedarse solo porque estaban pintando el lugar”, refirió la madre de la desaparecida.

Aunado a lo anterior, indicó que siempre la mandaban sola a recoger la nómina de los trabajadores sindicalizados y no acompañada de un escolta como la Tesorería intentó manejarlo en su versión, pese a que en una ocasión, incluso, les contó que un automóvil intentó perseguirla.

Por lo anterior, Yazmín Carranco dijo estar convencida de que “ellos tuvieron algo que ver en la desaparición de Olayet”, y señaló a las autoridades capitalinas como las responsables directas de lo que pudiera ocurrirle a su hija; “ahora ellos se quieren lavar las manos, pero no, tienen que explicar qué pasó con mi hija porque ellos la entregaron a quien se la llevó”, recalcó.

Además, denunció que el proceso de las investigaciones está plagado de irregularidades desde el comienzo, situación que los hace suponer que podría estarse encubriendo a alguien. “Desde el comienzo todo fue muy raro, sus jefes nunca nos avisaron, nos enteramos por una de sus compañeras y así fue como acudimos a preguntar, luego, al otro día salieron a hablar del tema con los medios pero a nosotros ni siquiera nos habían contactado.”

También indicó que la mujer que aparece en los videos de las cámaras de seguridad en compañía de su hija cuando sale del ayuntamiento es empleada de ese lugar; sin embargo, en su declaración ella habría asegurado que solo la acompañó a la esquina, lo cual consideró extraño toda vez que, por principio, no querían mostrarles dichas grabaciones y, cuando lo hicieron, notaron una actitud sospechosa en la persona del video.

Derivado de esas actitudes, contó que ella y sus demás familiares decidieron llevar a cabo sus propias investigaciones y acudieron a los comercios aledaños a la alcaldía para pedir que les mostraran los videos de las cámaras privadas; sin embargo, no arrojaron ninguna pista, pues en ninguna aparece Olayet.

No obstante, días después los establecimientos les explicaron que ya no podían mostrarles más las grabaciones pues la Secretaría de Seguridad Pública municipal les hizo firmar un documento para no revelar dicha información, por lo que existen varios videos cercanos al perímetro que no pudieron revisar y desconocen si están en manos de las autoridades.

Finalmente, y por todo lo anterior, dijo no tener duda de que los responsables de la desaparición de su hija están dentro del ayuntamiento, por lo que llamó a “que la dejen regresar, las autoridades de la presidencia y Tesorería saben quién la mandó por el recurso, y no es tanto por el dinero, a mi hija la tenían vigilada y esperaron a que estuviera vulnerable para llevársela, solo les recuerdo que no me voy a quedar de brazos cruzados y les voy a demostrar que estamos trabajando para que esto se esclarezca y todo salga a la luz”.

Comentarios