• Están a la espera de obtener una certificación del prototipo para iniciar su fabricación

Pachuca.- Un grupo de empresarios de Ciudad Sahagún se unieron para desarrollar un prototipo de respirador artificial que permita a las autoridades sanitarias hacer frente a la pandemia de Covid-19, informó en entrevista en presidente de la Asociación de Industriales de Ciudad Sahagún, Elías Pardo Sánchez.

El aparato, explicó, ya está armado y los involucrados en el proyecto están a la espera únicamente de obtener la certificación del sistema de salud de Hidalgo, “es un acto estrictamente altruista donde todo mundo aporta sus recursos económicos si quiere o donaciones en especie”.

Se trata de un proyecto humanitario que busca contribuir a hacer frente a la escasez de estos respiradores que padecen clínicas, tanto publicas como privadas, y que resultan indispensables para salvar la vida de los pacientes infectados por el Coronavirus (Covid-19).

La idea surgió de tres empresarios, Oscar Landaverde Ocadiz y su padre, Oscar Landaverde, así como el empresario Carlos Pardo, quienes invitaron a otros compañeros a sumarse a esta iniciativa.

Una vez que obtengan la certificación, requerirán los materiales para elaborar al menos 10 respiradores. El desarrollo se llevó a cabo en la empresa Milad, propiedad de los Landaverde.

Cada aparato tendría un costo de entre 10 y 12 mil pesos, un valor bastante competitivo considerando que en el mercado existen equipos de hasta 2.5 millones de pesos. Además, cabe destacar, que tampoco están disponibles a la venta.

Incluso la empresa Greenbrier, una de las grandes compañías tractoras de la región y que también se ha sumado al proyecto, ofreció fabricar 150 equipos.

Comentó que en su momento será gobierno del estado quien decida a donde distribuiría los equipos.

A esta labor se sumaron entre 16 y 18 empresarios, entre ellos, el líder del Consejo Coordinador Empresarial de Hidalgo (CCEH), Edgar Espínola Licona.

Comentarios