Empujaría verano alza en gasolinas

443
gasolina

 

Norma Zúñiga / Juan Carlos Orozco / Agencia Reforma
Ciudad de México

En México, un litro de gasolina Magna se paga 30 por ciento más cara que su equivalente en Estados Unidos, situación que puede empeorar porque podrían darse mayores aumentos para el verano.
Y es que en esta época los precios de las gasolinas y diésel podrían ser empujados al alza por variables como un dólar más caro, potenciales disrupciones por efectos climáticos y una mayor demanda, de acuerdo con Jaime Brito, vicepresidente de desarrollo estratégico de negocios en América Latina en Argus Media.

“Esto no es un pronóstico, es un análisis cualitativo de las variables: el precio en estación de gasolina podría seguir subiendo durante el verano, al menos tomando en cuenta esos factores”, explicó.
El especialista en el sector energético mencionó que México importa un gran porcentaje de la gasolina y diésel que consume, que en abril fue de 73 por ciento, por lo que no solo se ve afectado por el precio internacional de referencia, sino también por el tipo de cambio.

Si el dólar se encarece, el costo del mismo barril sube, aunque el precio de referencia no se mueva, apuntó.
“El contexto está ahí para influir en más incrementos de precios a nivel estación”, comentó por escrito.
El experto de Argus Media explicó que en Estados Unidos la demanda se incrementa al comenzar las vacaciones de verano, por lo que el promedio de los precios de mercado normalmente crecen entre mayo y mediados de septiembre.
Sin embargo, este será el primer verano que México opere con precios liberalizados en gasolinas y diésel.

Brito comentó que también es difícil asegurar que después del verano los precios bajen por factores domésticos como descuentos aplicados por Pemex, cambios de regulación, tipo de cambio, entre otros.
A inicios de mayo, el precio de la gasolina Premium rebasó los 20 pesos en varias estaciones de servicio de la Ciudad de México y otros puntos del país, como Jalisco.
El alza de los combustibles en general y el de la gasolina en particular ha impulsado los precios de las mercancías e insumos en general.
Desde enero de 2017 a la fecha, la inflación en la gasolina Magna refleja un aumento acumulado de 26.68 por ciento; mientras que en la Premium el alza es de 29.98 por ciento.
Es por ello que también está cambiando el modo de operar de las empresas.
Alfredo Malagón, director general de Delichurros, dijo que ante el alza están invirtiendo en sistemas solares, amplían contratos de estancia en centros comerciales para no mover unidades, planean mejores rutas de entrega, usan empresas de mensajería e invierten en unidades eléctricas.

Comentarios