Enrique Escalona

Por una hermosa coincidencia, el cine fue inventado por los hermanos Luz, traducción del apellido de Auguste y Louis Lumière, ingenieros franceses que hicieron fortuna al inventar la primera placa para tomar fotos instantáneas.

En 1895, Louis presentó a su hermano el proyecto de un aparato para tomar fotos sobre una banda flexible, perforada regularmente en los bordes. Ambos construyeron el artefacto y lo llamaron Cinematógrafo Lumière. Cuenta la historia que los empleados que trabajaban con ellos en su fábrica de artefactos fotográficos asistieron después de la misa del domingo para ser filmados con sus vestidos más elegantes. La salida de la fábrica Lumière, en Lyon, fue la primera escena filmada con el invento, el primer filme proyectado en público y el origen del cine.

En 1899, los hermanos construyeron una mansión a un costado de su fábrica y hoy todo el conjunto es conocido como Villa Lumière. La antigua fábrica es un cine que presenta cintas restauradas e importantes exposiciones de fotografía; la mansión es una joya del art nouveau en excelente estado y resguarda un museo interactivo con artefactos previos al cinematógrafo –como el quinescopio de Edison, atracciones de feria y juguetes que crean la ilusión del movimiento–. Sobre la calle, llamada Del Primer Filme, un muro muestra los nombres de los cineastas que han estado ahí para rendir homenaje, como Jean-Luc Godard, Wim Wenders o David Lynch. Paradójicamente, los Lumière creían que el cine era una invención sin futuro y no comercializaron su invento. Los primeros directores cinematográficos, como George Méliès, tuvieron que construir su propio equipo de filmación.

Semblanza

La fascinación que causa lo misterioso y lo desconocido es descomunal. En El libro de los monstruos se reúnen todas las criaturas abominables –y no tanto– que han sido parte de la cultura desde el cine, la literatura, el cómic o el folclor. Los hay de todas formas y tamaños: acuáticos, celestes y terrestres; peludos o con escamas, con colmillos o lenguas largas.

En El libro de los monstruos encontrarás desde el monstruo del pantano que ocupa los siniestros bosques de Estados Unidos, al Chupacabras mexicano, a los europeos, a los demonios asiáticos, entre muchos otros que te pondrán los pelos de punta y te acompañarán hasta en tus peores pesadillas.

Semblanza

Comentarios