Con instalaciones inconclusas, la obra pactada a entregarse el 26 de agosto de 2016 inquieta a la población

ALEJANDRO ÁNGELES
Pachuca

Para la construcción del parque recreativo San Cayetano, localizado en la colonia homónima, ubicada al sur de Pachuca, fueron autorizados más de 6 millones y medio de pesos durante la administración municipal pasada del priista Eleazar García Sánchez. Sin embargo, la empresa solo recibió la mitad de esos recursos y la obra no fue concluida. Hasta el momento la alcaldía, presidida por la panista Yolanda Tellería, no ha explicado dónde está el resto del dinero.
Con instalaciones inconclusas, la obra pactada a entregarse el 26 de agosto de 2016 inquieta a la población, por la inseguridad que representa. Canchas, área de gimnasio, oficinas y vestidores están sin mobiliario debido a su robo; vecinos han pedido ayuda al ayuntamiento, sin tener respuesta.
Durante los últimos meses del gobierno de Eleazar García beneficiaron a la empresa Edificando el Futuro SA de CV con una licitación por adjudicación directa. Además, en dos contratos, la constructora puso como domicilio legal el mismo donde se encuentra la presidencia municipal de Pachuca.
Dicha empresa es socia de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) Regional Pachuca AC, cuyos agremiados han ganado licitaciones de obras que realizó el ayuntamiento en la gestión del exedil priista.

Parque recreativo,
¿necesidad u oportunidad?

La colonia San Cayetano El Bordo es
una de las primeras en la “época moderna” de la ciudad de Pachuca. Con cerca de
40 años de historia, esa localidad
cuenta con más de 10 mil habitantes, de acuerdo con información de René González Marín, actual presidente del Consejo Ciudadano de Colaboración Municipal.
El terreno de aproximadamente 7 mil 600 metros cuadrados donde se construyó a medias el parque recreativo San Cayetano, era un predio sin infraestructura ni protección donde, desde hace 30 años, había un campo de futbol llanero.
De acuerdo con el listado de programas y proyectos de la
Secretaría de la Tesorería Municipal 2016-2017 de Pachuca, ese proyecto recibió un monto total de 6 millones 743 mil 317 pesos. La cantidad no concuerda con lo estipulado en el contrato con la constructora.
René González aseguró que la obra se realizaría de marzo a agosto de 2016, para ser entregada antes del término de la gestión de Eleazar García.

La historia detrás de la ilusión

El proyecto del parque recreativo San Cayetano fue presentado al ayuntamiento en enero de 2016 por el Consejo Ciudadano de Colaboración Municipal de la colonia San Cayetano; y fue autorizado el 17 de febrero del mismo año, mediante el programa 0009 Obras públicas y ordenamiento territorial y el subprograma 01 Infraestructura de comunicaciones, financiado por el Convenio de Apoyo y Fortalecimiento del Desarrollo Municipal 2016 con número de obra CONV-SFYA-47-A-2016-16-1.
Un mes después, quedó conformado el comité de obra para dar seguimiento al proyecto. Jaime González Nava, vecino que participó en ese acto, afirmó que “el comité sabía y sabe en cuánto tiempo se iba a concluir la obra lo cual, pues no sucedió, terminó la administración del anterior periodo y no se concluyó”.

¿Empresa fantasma?

La inversión fue de más de 6 y medio millones de pesos, recursos provenientes del erario municipal, y servirían para la construcción de instalaciones deportivas específicas en extensión y características, según la tabla anexa donde se marca en otro color lo que no existe, por lo que falta más de 40 por ciento de lo estipulado en el proyecto original.
A un mes de aprobado el proyecto, Eleazar García firmó contrato con la empresa. La apoderada fue Marisol Álvarez Lechuga, quien registró como domicilio legal la calle Plaza General Ma Anaya número 100, colonia Centro, CP 42000, Pachuca de Soto, Hidalgo, donde se ubica la presidencia municipal de Pachuca.
Aunque al rastrear los datos de la empresa constructora, en el padrón de proveedores del estado aparece con domicilio en calzada Obrero Mundial número 410, primer piso, oficina 235, colonia Narvarte, en la Ciudad de México.
Para el vecino Jaime González Nava, el presupuesto aprobado fue mucho para lo que hicieron, “no invirtieron en terreno porque era de la comunidad, en lo único que invirtieron fue en lo que usted ve; no nivelaron terreno más que la cancha, pero todo el terreno está en bajada, si hubieran invertido en nivelación de terreno no estaría así”.
El contrato con número MPS-SA-SOP-CAFDM-LP-01-16 establece como periodo de construcción un plazo de 150 días para ejecutar los trabajos. La constructora debió iniciarlos el 30 de marzo para concluir el 26 de agosto de 2016, ciclo que no se cumplió. Le dieron una prórroga, pero la constructora no respondió y el parque recreativo San Cayetano no lo entregaron y nadie dio ninguna explicación.
Germán Ávila, tesorero del consejo ciudadano, ha seguido el caso para esclarecer por qué la obra quedó inconclusa. Durante el último año ha acudido a la presidencia municipal para encontrar una solución, pero solo ha recibido tarjetas informativas que provocan más dudas a los colonos.
La primera tarjeta está fechada el 11 de octubre de 2016, en la cual informaron que el proyecto tenía 68 por ciento de avance y entregaron dos estimaciones con un monto de un millón 297 mil 213 pesos; además, detallaron el aplazamiento para la conclusión del parque para el 30 de octubre de ese año, o sea, 19 días después. Además, notificaron a la empresa “que aumentara fuerza de trabajo para terminar la obra en tiempo y forma”, firmado por María Laura Muñoz, supervisora de la obra.
La segunda tarjeta, con fecha del 18 de noviembre de 2016, indicaba que la obra se hizo entre el 30 de marzo y 23 de octubre de 2016, lo cual no concuerda con lo anterior. Decía tener un avance de 72 por ciento y el mobiliario faltante estaba en bodega. Se comprometió a entregar definitivamente el 23 de diciembre del año pasado, lo que no ocurrió.
En esa misma tarjeta, el ayuntamiento informó que pagaron 3 millones 304 mil 479 pesos, lo cual representó 49.20 por ciento del presupuesto total asignado, sin dar más detalles del presupuesto restante.

Sin rastro del dinero

Para verificar qué hace la actual administración, a cargo de la panista Yolanda Tellería, respecto de investigar dónde quedaron los recursos autorizados y no entregados a la constructora, una cantidad aproximada de 3 millones 438 mil pesos, este medio solicitó en reiteradas ocasiones entrevistas con los funcionarios de la Secretaría de Obras municipal y el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP).
Sin embargo, el presidente del Consejo Ciudadano de Colaboración Municipal de la colonia San Cayetano René González Marín aseguró que la alcaldía ya inició un proceso judicial contra el equipo de Eleazar García para recuperar el dinero perdido.

 

Contexto

El proyecto
fue presentado al ayuntamiento
en enero de 2016 por el
Consejo Ciudadano de
Colaboración Municipal de la
colonia San Cayetano; y fue
autorizado el 17 de febrero
del mismo año, mediante el
programa 0009 Obras públicas
y ordenamiento territorial y el
subprograma 01 Infraestructura
de comunicaciones, financiado
por el Convenio de Apoyo y
Fortalecimiento del Desarrollo
Municipal 2016 con número
de obra CONV-SFYA-
47-A-2016-16-1

El contrato
con número MPS-SA-SOPCAFDM-
LP-01-16 establece
como periodo de construcción
un plazo de 150 días para
ejecutar los trabajos. La
constructora debió iniciarlos el
30 de marzo para concluir el 26
de agosto de 2016, ciclo que
no se cumplió

Comentarios