En el limbo cierre de auditorio metropolitano de Tecámac

813
Tecámac

 

Ciudad de México
En marzo de 2017 se inauguró el auditorio metropolitano de Tecámac, obra que costó 600 millones de pesos al Estado de México, entonces gobernado por el priista Eruviel Ávila Villegas, y quien hoy es parte del equipo de campaña de José Antonio Meade Kuribreña, candidato presidencial por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Sin embargo, a ocho meses después de la apertura del auditorio, en noviembre, cerró porque “hacían falta algunos detalles”.

A seis meses de esa última información, que se obtuvo de voz de uno de los empleados de vigilancia del lugar, no existe ninguna explicación oficial de por qué el auditorio metropolitano está cerrado.
El auditorio metropolitano de Tecámac, de acuerdo con información oficial, sería “el principal foro de espectáculos en el oriente del Estado de México”, construido en una superficie de 147 mil metros cuadrados para albergar a 12 mil personas.
Sin Embargo ingresó cuatro solicitudes de información a cada una de las autoridades competentes y la respuesta fue igual: “esa información no está aquí”. Incluso se realizó una triangulación, ya que una secretaría aconsejaba preguntar a otra que, además, ya había respondido que no tenía la información y que aconsejaba preguntar a otra, que ya había hecho lo propio.

Fueron seis respuestas negativas ante la pregunta: ¿cuál es la situación actual del auditorio metropolitano de Tecámac? Se solicitó el diagnóstico o cualquier documento realizado para determinar por qué no se puede utilizar, su situación actual, las causas de su cierre y lo que se esté haciendo para solucionar las posibles fallas.
La serie de solicitudes cerró aún más la información que se tiene sobre el auditorio de Tecámac. En noviembre, a la petición del contrato, el gobierno del Estado de México notificó que ese documento fue reservado hasta 2022, al considerar que “el daño que puede producirse con la publicación de la información puede ser mayor al interés público de conocer la información de referencia”.
Esa fue la segunda ocasión que este medio digital solicitó la información referente al contrato de la obra. El auditorio tenía entonces dos meses de haber sido inaugurado y se negó la información pues se argumentó que era objeto de análisis por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Comentarios