Hace un poco más de un año, el 24 de diciembre de 2018, el helicóptero en que viajaban la entonces gobernadora de Puebla Martha Erika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle, exmandatario de la misma entidad y para entonces coordinador de la bancada panista en el Senado de la República, perdieron la vida sin llegar a su destino que era la Ciudad de México. La aeronave cayó.

En el percance también fallecieron los pilotos Marco Antonio Tavera Romero, Roberto Javier Coppe Obregón y Héctor Baltazar Mendoza, quien fungía como asistente del senador.

De acuerdo con información oficial, la nave marca Agusta modelo A109S, número de serie 22174, matrícula XA-BON propiedad de Servicios Aéreos del Altiplano SA de CV, se precipitó un poco después de las 14:35 horas en un terreno de siembra.

Tras el impacto, el helicóptero se incendió.

Tanto Martha Erika como su marido tenían un promisorio futuro.

Ella había iniciado pocos días atrás su gestión de gobernadora y Moreno Valle se decía, tenía amplias posibilidades de ser líder nacional de Acción Nacional con perspectivas de buscar después una candidatura presidencial.

La noticia impactó en todo el país y en consecuencia, se manifestó que se indagarían las causas del desplome, adelantándose a versiones de que no necesariamente se había producido por una falla mecánica.

Se creó una comisión investigadora del Congreso, se reunieron la Agencia Federal de Aviación Civil con el fabricante de la aeronave así como expertos internacionales.

En octubre ya de 2019, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que encabeza Javier Jiménez Espriú eliminó la posibilidad de un atentado y comunicó que más adelante, precisamente el 24 de 2019, se daría a conocer un informe oficial.

En conferencia de prensa, en la fecha que había determinado, Jiménez Espriú declaró que no había ninguna prueba pendiente de realizar, que todas las de laboratorio estaban concluidas y que los integrantes de la comisión las analizarían junto con la bitácora de vuelo.

También, descartó que se hubiera tratado de un atentado porque no se encontraron rastros de disparos o detonaciones con cualquier arma de fuego contra el helicóptero, ni asimismo asomo de explosivos.

Precisó que sería en el primer trimestre de 2020 cuando se conozcan los resultados finales de lo sucedido.

La Torre de Posgrado

Adolfo Pontigo Loyola, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), consideró que 2020 será un año extraordinario para la institución, subrayando que en marzo próximo estará concluida la Torre de Posgrado, con una inversión cercana a los mil millones de pesos.

Ese proyecto es uno de los más significativos en la historia de la UAEH.

Inicialmente, la Torre recibirá a más de 2 mil estudiantes de maestría y doctorado, hasta llegar a 6 mil.

Con 18 pisos en toda su imponente y moderna estructura, concentrará a los 63 programas de posgrado, independiente de que será la sede del Honorable Consejo Universitario.

También, incluirá salas de telepresencia, así como un laboratorio de Internet.

Antes, Pontigo Loyola indicó que se contempla otras obras como la nueva estación de radio universitaria de Tulancingo y un foro de televisión para lo que será el canal ocho.

En noviembre de este año, funcionarán normalmente, adelantó el rector.

Adiós a Lolita Michel

El pasado viernes, falleció en la Ciudad de México la conocida periodista Dolores Martínez Michel, a quien afectuosamente se identificaba en Pachuca como Lolita Michel.

Nació en Ciudad Camargo, Chihuahua, un 4 de marzo. Egresó de la Universidad Femenil y muy joven se trasladó al entonces Distrito Federal, donde inició una sólida carrera profesional.

Trabajó en diarios nacionales, entre ellos el ya desaparecido Novedades y El Universal, además de revistas como Contenido, para citar algunas.

Más adelante, en 1985 se ubicó en Pachuca, participando en medios locales.

Estuvo siete años en el vespertino Nuevo Día, que fundara Pablo Bernal y que dirigieran sucesivamente José Rodríguez Picazo, Darío Rodríguez y Marco Antonio González Pineda y después en el matutino Síntesis, en éste permaneció 20 años.

También se le recuerda como directora y conductora de noticiarios.

Recibió el reconocimiento Temasili en la Segunda Semana del Periodismo, en febrero del pasado 2019.

Aída Suárez, otra distinguida comunicadora, fue su gran amiga y compañera.

Lolita Michel, amena conversadora, directa en sus comentarios, se ganó el respeto y aprecio de sus compRafael Moreno Valleañeros quienes, como este reportero, lamentamos profundamente su deceso.

Comentarios