En forma ¡A brincos!

109
en forma

Natalia Vitela / Agencia Reforma

Ciudad de México.- Revive tu infancia. Actívate. Ten un corazón sano. Quema calorías. Adquiere fuerza, velocidad y resistencia. Mejora tu coordinación y concentración. Sólo tienes que brincar la cuerda.

Eso sin contar que puedes hacerlo a cualquier hora y en cualquier lugar, y solo o acompañado.

De acuerdo con María Dolores Enciso, experta en medicina del deporte del Hospital Juárez de México,  retomar esta actividad que amábamos de niños puede además de mantener saludable el corazón atraer buenos recuerdos.

Es una buena forma de activarse porque no se requieren muchos recursos para hacerlo y con esta práctica se pueden quemar hasta 300 calorías en 30 minutos, detalla la especialista.

Quienes llevan tiempo haciéndolo pueden tener  la condición para brincar, sin parar, durante media hora, pero  los novatos deben dosificar el tiempo.

Antes de adoptar una rutina con cuerda, recomienda Enciso, es indispensable acudir a valoración médica, pues hay que revisar articulaciones, peso, presión arterial y frecuencia cardiaca.

De hecho, para los sedentarios o quienes padecen sobrepeso y obesidad, entre otros males, deben iniciar primero con una rutina de caminata y mantenerla unas semanas antes de aventurarse a brincar la cuerda.

“Conforme se va condicionando su corazón y respiración ir aumentando hasta los 30 de manera continua cinco veces a la semana.

“El peso se triplica en la rodilla con este  ejercicio, y si hay obesidad mórbida, por ejemplo, si peso 120 kilos, sobre esa articulación se están cargado 360 kilos, eso va a lesionar mi cartílago que ya está lesionado por el sobrepeso” advierte la experta.

También puede haber personas sin sobrepeso pero con alteración del colágeno por genética y eso puede originar problemas de articulaciones.

La especialista indica que con este ejercicio se tonifican casi todos los músculos del cuerpo.

“Se lleva a cabo el movimiento tanto en brazos como en piernas. Esto hace que todos músculos se muevan al mismo tiempo”, explica.

Por otra parte, a largo plazo, quienes brincan la cuerda son más veloces porque las piernas están trabajando a mayor velocidad.

“Esto nos hacer caminar más rápido y tener mayor resistencia a caminatas más largas.

“Si brinco la cuerda también hay un desplazamiento mayor de oxígeno porque aumenta el movimiento respiratorio lo cual me va a llevar mucho más oxígeno a mi cerebro y esto hará que tenga más factores de concentración cuando estoy dedicado a una actividad determinada”.

Asimismo se adquiere mejor coordinación.

Lo ideal es brincar la cuerda al menos cinco días a la semana durante 30 minutos, pero la prescripción debe ser individualizada y hecha por médicos.

 

Saltitos seguros

Existen tres técnicas básicas para brincar la cuerda:

  • Como boxeador

Saltan alternando los pies, lo que favorece la coordinación, la velocidad y la zancada más grande.

  • Con los dos pies

Dar el brinco con ambas extremidades al mismo tiempo es ideal para principiantes.

  • Mixto

Se puede combinar la técnica de los boxeadores y la de brincar con los dos pies al mismo tiempo.

 

Conviene saber

  • Los tenis

-Hay en el mercado calzado especial para brincar la cuerda.

-Lo ideal es que sean de bota y que el talón tenga un buen soporte.

  • La cuerda

-Hay muchos tipos de materiales.

-Se recomienda usar la más ligera, así quien se decide a brincarla dominará más fácilmente esta práctica.

 

Fuente: María Dolores Enciso, experta en medicina del deporte del Hospital Juárez de México

No votes yet.
Please wait...

Comentarios