Pachuca.- En los últimos 10 años, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) contabilizó el asesinato de al menos 14 policías en activo a causa de enfrentamientos o abatimientos.

De acuerdo con la solicitud de información 00463917 ingresada por este medio, de 2008 a la fecha en Hidalgo ocurrieron 14 asesinatos de elementos policiacos de distintas corporaciones.

Según el documento contestado por la procuraduría, en 2008 no ocurrieron decesos; sin embargo, en 2009 dos elementos de la Policía estatal fueron asesinados en un enfrentamiento.

En 2010, cuatro municipales (sin especificar demarcación) fueron ejecutados sin que la PGJEH conozca el motivo del deceso.

En 2011, 2012, 2013 y 2014 no ocurrieron ejecuciones de uniformados; no obstante, la cifra se disparó a tres en 2015 cuando un municipal y dos elementos de Policía privada murieron a raíz de un asalto.

En 2016, en el abatimiento a presuntos ladrones de combustible, conocidos como huachicoleros, pereció otro policía municipal.

Finalmente, en lo que va del año suman cuatro agentes asesinados, tres de corporaciones municipales y uno de investigación, de los primeros se desconoce el motivo y del elemento de la PGJEH fue por la ejecución de una orden de cateo.

De acuerdo con los datos, en el documento el mayor porcentaje de elementos asesinados son municipales, con nueve, le siguen dos estatales, dos de Policía privada y un elemento investigador.

Según los datos de PGJEH, ninguno de los policías asesinados tenía nexos con el crimen organizado.

La otra cifra

Por su parte, también en solicitud de información, la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) informó que de 2007 a la fecha tiene registro de 18 elementos de la corporación que fallecieron, 17 en enfrentamientos con la delincuencia y un homicidio doloso.

De ellos, cinco ocurrieron en Actopan, el mismo número en Pachuca, cuatro en Mineral de la Reforma, dos en Ciudad Sahagún, uno en Tulancingo y otro en Mineral del Monte.

Además, expresó que en lo que va del año no existe registro de policías estatales asesinados y ninguno de los elementos caídos tenía nexos con el crimen organizado.

En junio de este año, el intento de asalto a un cajero automático a metros de la alcaldía de Emiliano Zapata, al sureste del estado, dejó un saldo de dos policías muertos y otra oficial herida.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), los hechos ocurrieron cerca de las 4 horas, cuando unos 20 individuos en dos automóviles intentaron arrancar el cajero para llevárselo.

Comentarios