Pachuca.- Desde el 12 de julio, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inició el Programa de verificación y vigilancia vacacional y turístico, verano 2019, con motivo de las vacaciones y cuyo objetivo es que sean respetados los derechos de la ciudadanía.

Mediante esa estrategia serán supervisados balnearios, hoteles, restaurantes, así como los giros relacionados con la venta o prestación de servicios de esparcimiento, informó la dependencia.

El operativo concluirá el 25 de agosto. También revisan tiendas de conveniencia y de venta de aparatos electrónicos, ropa y calzado de temporada, accesorios de playa, de artículos deportivos y juguetes acuáticos.

Asimismo, revisan parques de diversiones o centros temáticos, líneas de autobuses y aéreas, agencias de viajes, estacionamientos, talleres de autos, tiempos compartidos, distribuidoras de llantas, arrendamiento de vehículos, transportación marítima de pasajeros, entre otros.

Derivado de esa estrategia, la Profeco puso preciadores en los establecimientos, es decir, etiquetas que exhiben los costos de los productos; y entregó decálogos para difundir los derechos de los consumidores.

Comentarios