Tulancingo.- Este fin de semana entró en operaciones el centro regional de acopio de maíz en los antiguos silos que operaba la extinta Compañía Nacional de Subsistencias Populares (Conasupo) en la localidad Mimila, en Tulancingo, al margen de la carretera federal México-Tuxpan.

El complejo servirá para que los productores del grano puedan entregar su cosecha, la cual será pagada con precio de garantía de 5 mil 601 pesos, establecido por la agencia de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) a finales del año pasado.

Al respecto, Abraham Salomón Ganado, director local de desarrollo rural, explicó que dicho espacio operará de forma coordinada entre autoridades federales y municipales, siendo las últimas quienes canalizarán a los productores de la región para que realicen la venta.

Asimismo, aclaró que las instalaciones cuentan con un área donde será realizada una revisión a la producción que reciban de los agricultores, por lo que estos deberán cumplir con estándares de calidad para poder realizar la transacción.

Entre esos requisitos destaca que el grano tenga un máximo de 14 por ciento de humedad, que no incluya semillas de otras plantas y que esté libre de plagas visibles.

En ese sentido, el encargado de desarrollo rural tulancinguense ponderó que el centro de acopio será de gran apoyo para la economía de los productores de la región, pues además de recibir un mejor precio por sus cosechas les permitirá vender en un sitio sin que les implique trasladarse distancias lejanas.

Según estimaciones, en el Valle de Tulancingo y municipios contiguos hay 400 productores de maíz, aproximadamente, quienes ahora podrán acercarse a dicho complejo para concretar la venta de sus granos.

Comentarios