En estos días el “escándalo” internacional es que el exdirector del diario La Prensa Mauricio Ortega robó el jersey de un jugador de futbol americano después del Super Bowl 51. Todos se han sorprendido, se han indignado y hasta el expresidente Felipe Calderón ha pedido cárcel inmediata, vía Twitter, para este ciudadano que desacredita al país y a los mexicanos.
Sin duda es un tema espinoso, pero sin ser cínica, creo que es comprensible dentro de la cultura que desde hace décadas se promueve e invade todos los ámbitos de la vida de la ciudadanía en México. Esto no quiere decir que todos seamos rateros o que es justificación, pero es una realidad: los líderes de este país nos dan el ejemplo contundente e inobjetable año tras año, sexenio tras sexenio, si no ¿cómo explicamos que hoy haya nada más y nada menos que 56 millones de pobres en México y sea mexicano el hombre más rico del mundo, Carlos Slim, según el balance último de Forbes?
La cultura de la rapiña no la practican, por cierto, los pobres, sino no serían tan pobres, sino justamente los más “pudientes”. Va de presidentes a funcionarios menores de todos los ámbitos. Puedo enumerar más de una veintena de ejemplos en estos últimos años, pero recordemos el escándalo pasado inmediato de los expresidentes José López Portillo y Carlos Salinas de Gortari y todo su séquito. Lo mismo podemos rememorar de los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón, que mediante sus familiares traficaron influencias y recibieron millonarias sumas. Ni qué decir de Martha Sahagún o la actual primera dama con su Casa Blanca. Peor, del exgobernador Javier Duarte del que nadie sabe hoy nada y nadie puede “localizarlo” para que rinda cuentas.
La máxima mexicana es “quien no transa, no avanza”, triste y vergonzosa verdad y realidad pero así se gesta, se aprende, se practica y se estila en el país. ¿Entonces por qué nos indigna que Mauricio Ortega haya tomado el jersey del patriota de Nueva Inglaterra? Su pecado fue hacerlo él mismo, pudo haber enviado a un reportero menor, por ejemplo.
Así lo hacen los prestanombres, los plagiadores gubernamentales, todos, todos. Incluso en un video en redes sociales, hace unos meses un jefe policiaco regañaba a sus subordinados por no saber extorsionar a los automovilistas. Les daba consejos y clase de “estilo”.
En este sentido no sorprende Mauricio Ortega, quien seguramente desde su cargo en el periódico hacía uso y abuso personal de los recursos en detrimento de sus colegas. Lo que no se acepta públicamente es la forma en que lo hizo, porque ahí tenemos a todos nuestros delincuentes que dirigen el país y son hasta aplaudidos. Así que no nos demos golpes de pecho y cambiemos en serio evidenciando, denunciando, exigiendo y monitoreando a la horda instalada en la dirección de este país, que solo pervierte y degenera al resto de la ciudadanía con su ejemplo y su rapiña.
He aquí una lista demostrativa de lo que afirmo:
*Cómo fue el régimen de López Portillo
José López Portillo (1976-1982) no hizo más que exhibirse ante todos como un monarca absoluto, libertino y frívolo, digno exponente del SPM, con un ego inmenso y con una esposa que anduvo por el mundo arrastrando un piano de cola con cargo al erario. JLP demostró cómo se puede convertir un país, a su antojo, en un teatro de burlesque y pantomima y lograr que además se le aplaudiera con singular veneración en las faraónicas “reuniones de la República”. Aunque al final el pueblo cambió los aplausos por ladridos, por aquella frase suya donde dijo que defendería el valor del peso “como un perro”…
Julio Sherer García nos dice: “Vino el éxito, la época de la abundancia, el augurio de que este país sería una potencia media, como Francia, y López Portillo perdió el rumbo. Cesó a Carlos Tello, ‘mi conciencia’; cesó a Reyes Heroles, ‘mi maestro’; cesó a Díaz Serrano, ‘mi amigo de toda la vida’. Se amarró a un gánster, Arturo Durazo, encargado de la seguridad citadina, cedió al embrujo de Carlos Hank y difundió que le había aceptado un préstamo personal por 150 millones de pesos para construir una gran mansión en la colina de Cuajimalpa, como si el jefe de la nación pudiera tener compromisos de ese carácter con un subordinado; exaltó a su hijo José Ramón a la categoría de consejero áulico y lo llamó ‘orgullo de mi nepotismo’; designó secretaria de Turismo a Rosa Luz Alegría y la convirtió en la primera mujer de un gabinete presidencial en 57 años de Revolución institucionalizada (Antonio Fuentes Flores, México y su realidad. http://www.planeacionestrategica.net/desarrollo-nacional/como-fue-el-regimen-de-lopez-portillo/).”
*Desvió Carlos Salinas recursos de la partida secreta de presidencia para su hermano Raúl
“Documentos oficiales señalan que además de cubrir gastos de Los Pinos, del EMP y otros, se financió al PRI. El gobierno federal podrá reclamar los 114 mdd congelados
(Ciro Pérez Silva y Roberto Garduño, La Jornada, 5 de julio de 2002. http://www.jornada.unam.mx/2002/07/05/007n1pol.php?printver=1).”
*Uso indebido de la partida secreta
En términos de ley, Carlos Salinas no sería el único responsable del uso indebido de la partida secreta: también estarían implicados sus secretarios de Hacienda y de Programación y Presupuesto, Pedro Aspe y Ernesto Zedillo (Antonio Jáquez y Fernando Ortega Pizarro, Proceso, 2 de junio, 2001. http://www.proceso.com.mx/185668/uso-indebido-de-la-partida-secreta
*Marta Sahagún y sus hijos vinculados con ocho empresas
La comisión especial encargada de investigar a la empresa Construcciones Prácticas –vinculada a los hijos de Marta Sahagún– entregó a la junta de coordinación política de la Cámara de Diputados el informe final de sus pesquisas, donde se acredita la existencia de ocho empresas en las que participan Manuel Bribiesca, su hermano Jorge y la esposa de Vicente Fox, con transferencias financieras de distinto calibre (Roberto Garduño, La Jornada, http://www.jornada.unam.mx/2006/02/01/index.php?section=politica&article=003n1pol).”
*Empresa ligada en 2006 a Hildebrando Zavala recibe perdón por 521 millones
“En 2015, el SAT le otorgó perdones a empresas cuyo rastro no es evidente. Su información pública es un laberinto en el cual no se logra encontrar con facilidad domicilios o teléfonos. Mucho menos a su directiva. Es un bajo perfil que no coincide con los montos que Hacienda disculpó ese año. Por ejemplo, Servicios Integrados para la Alta Empresa dejó de pagar 521 millones 35 mil 643 pesos por concepto de impuestos, lo que la pone entre las 20 empresas más beneficiadas con la indulgencia de la dependencia hacendaria ese año, de acuerdo con una lista obtenida por Fundar. No es una compañía con notoriedad en el universo privado de México, pero hay un dato que la perfila: trabajó para Hildebrando Zavala Gómez del Campo, hermano de la ex primera dama Margarita Zavala, meses después de las controvertidas elecciones presidenciales de 2006 en las que Felipe Calderón Hinojosa, esposo de ésta, se convirtió en presidente de México. (Daniela Barragán, Linaloe R Flores y Alejandra Padilla, Sin Embargo, 22 septiembre de 2016. http://www.sinembargo.mx/22-09-2016/3095004).”
*Margarita Zavala, los Mouriño y la corrupción
“Desde Los Pinos, Zavala apoyó incondicionalmente al gobierno corrupto de su marido Felipe Calderón. Es cierto que ella, formalmente, no tomó ninguna decisión en ese sexenio, pero acompañó todas las acciones y omisiones de ese gobierno. Ahora hasta se regodea de ellas.
“Incluso su familia se benefició del poder: hay que recordar que su prima Marcia Matilde Gómez del Campo Tonella, socia de la guardería ABC –en Sonora–, fue encontrada no responsable del incendio que provocó la muerte de 49 bebés, el 5 de junio de 2009, pese a que otros socios sí fueron condenados por esos hechos.
“Además, su riqueza familiar, herencia para sus hijos, la amasó al amparo de la presidencia de la República y, antes, de la Secretaría de Energía. Parte de esa fortuna es la propiedad que posee junto con su esposo en el exclusivo complejo Campeche Country Club, desarrollado por la familia Mouriño. Aunque ahora le pese admitirlo. (Nancy Flores, Contralínea, 4 de diciembre de 2016. http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2016/12/04/margarita-zavala-los-mourino-y-la-corrupcion/ ).”
*La casa blanca de Enrique Peña Nieto (investigación especial)
“El presidente posee una casa en Las Lomas, DF, con valor de USD 7 millones. Fue construida a su gusto por Grupo Higa, una de las empresas que ganó la licitación del tren México-Querétaro, y que antes levantó obras en Edomex, cuando él fue gobernador […] Cuando inició la campaña presidencial de 2012, Enrique Peña Nieto presentó una declaración patrimonial firmada ante notario público: cuatro casas y cuatro terrenos en el Estado de México, y un departamento en Acapulco, Guerrero. No incluyó la casa de Sierra Gorda 150. (Redacción, Aristegui Noticias, 9 noviembre de 2014, http://aristeguinoticias.com/0911/mexico/la-casa-blanca-de-enrique-pena-nieto/).”
Así que cuando Donald Trump habla de los mexicanos como rateros y mal nacidos se refiere a la horda política de este país, no a los inmigrantes que son gente trabajadora y honesta, que contribuye a ese país y a éste a superar la voracidad de trasnacionales allá y de “políticos” acá.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorSecretos de Estado, los asesinatos de Colosio y Ruiz Massieu
Artículo siguienteExigen a minera reparar daños al ambiente
Doctora en ciencias políticas y sociales por la UNAM y especialista en estudios de la mujer por El Colegio de México. Periodista colaboradora en medios desde 1987. Defensora de lectores y articulista del diario Libre por Convicción Independiente de Hidalgo. Integrante del consejo editorial de la agencia de noticias Comunicación e Información de la Mujer AC. Docente universitaria desde 1995 en la UNAM. Profesora investigadora de tiempo completo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo desde 2008. Integrante y cocoordinadora del grupo de investigación Género y Comunicación en la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación. Línea de investigación y publicaciones sobre periodismo, comunicación y género.