La incidencia se presentó en 67 de los 84 municipios hidalguenses

Pachuca.-

Tan solo en enero y febrero, se interpusieron en Hidalgo 761 denuncias por violencia familiar de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).
Según el Secretariado Ejecutivo del SNSP, en enero abrieron 351 carpetas de investigación por ese delito, mientras que en febrero fueron 410 las investigaciones iniciadas.
La incidencia en violencia familiar se presentó en 67 de los 84 municipios hidalguenses y Pachuca encabezó la lista con 157 casos, es decir, 20.6 por ciento del total de denuncias iniciadas por ese delito en la entidad.

A la lista le siguen Mineral de la Reforma con 77 casos y Tulancingo con 76, es decir, cerca de 10 por ciento del total cada uno.
Con 64 casos de los 761 está Tizayuca entre los de mayor incidencia, seguidos por Tula con 37, Actopan con 31 y Tepeji con 25 carpetas abiertas por ese ilícito.
Los otros 60 municipios que abrieron carpetas por esas conductas mantienen un índice de entre uno y 20 casos; mientras que Calnali, Santiago de Anaya, Tasquillo, Tlahuelilpan, Zimapán, entre otros, no presentaron casos.

La ley

De acuerdo con el artículo 243 bis del código penal para Hidalgo, comete el delito de violencia familiar quien ejerza cualquier tipo de violencia física, psicológica, sexual, económica o patrimonial en contra de el o la cónyuge, pariente consanguíneo, el adoptante o adoptado o el incapaz sobre el que se es tutor.
“A quien cometa el delito de violencia familiar se le impondrá de uno a seis años de prisión, multa de 50 a 100 días y perderá el derecho de pensión alimenticia. Asimismo, se sujetará a tratamiento psicoterapéutico reeducativo especializado para personas agresoras”, establece la ley.

Comentarios