Primero prometieron que con la aprobación de todas las reformas estructurales bajarían los costos de la energía eléctrica y de las gasolinas, pero ha sucedido lo contrario. Los ciudadanos nos enfrentamos a diario al aumento silencioso de precios de alimentos y de servicios que pulverizan el inexistente poder adquisitivo de nuestros salarios, los cuales curiosamente se han mantenido “congelados” por varios años.
Las malas noticias curiosamente se dan durante los periodos de vacaciones y este no es la excepción. Resulta que la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa) anunció que está en puerta un aumento al precio del pan, un producto de amplio consumo para un gran número de personas, quienes se verán afectadas por este ajuste.
Así, de esta manera buena parte de quienes habitamos en este país rico en recursos naturales pero pobre en gobernantes honestos y con vocación de servicio público, resultaremos afectados con este nuevo incremento.
El argumento que ofrecen los industriales es que la devaluación del peso frente al dólar estadunidense presiona el aumento del precio del pan, ya que México importa 85 por ciento del trigo que se emplea para la elaboración de ese producto.
Las importaciones de trigo, en su mayoría de Estados Unidos y de Canadá, están afectando el costo de producción del pan, como lo han expresado recientemente dirigentes y socios de la Canainpa.
De acuerdo con dicha cámara, las importaciones de trigo, mismas que se pagan con dólares americanos, aumenta otras materias primas que se emplean en la industria panificadora. Con base en datos de la industria, en México solo se produce 15 por ciento del trigo que se necesita para la fabricación de pan blanco y pan dulce, y el resto se compra en el mercado externo.
Los socios de la Canainpa han explicado que con el incremento del dólar, el bulto de harina de trigo de 44 kilos aumentó de 323 a 355 pesos, y que por lapsos ha llegado a cotizarse hasta en 400 pesos, lo cual afecta el precio de producción del pan, de ahí que justifiquen el alza en el costo de este producto que consumimos las y los mexicanos.
Asimismo, los industriales detallaron que también ha aumentado el precio de otros insumos. Por ejemplo, mencionaron que hace algunos meses el precio del huevo también ha registrado un significativo incremento. Cabe recordar que entre enero y marzo de 2015 el kilogramo alcanzó los 40 pesos, aunque meses posteriores bajó su precio en el mercado, como sucedió con la manteca.
Cabe destacar que actualmente se vende el pan blanco o bolillo en 2.50 pesos en promedio, y el pan dulce entre seis y 6.50 pesos por pieza, aunque estos costos pueden aumentar derivado de la devaluación del precio ante el dólar estadunidense.
En suma de cuentas, los precios de los alimentos se han mantenido en una permanente alza durante lo que va del presente sexenio, el cual se nos prometió que sería miel sobre hojuelas, sin embargo, se ha convertido en una pesadilla que muchos quisiéramos que ya termine para despertar.
Hasta ahora el único cambio que hemos observado las y los ciudadanos es el de los precios de los alimentos, de los bienes y servicios públicos, así como la drástica reducción del poder adquisitivo de nuestros ingresos, los cuales cada día se achican ante el aumento silencioso de precios.
Mientras que en otros países los gobernantes se preocupan y ocupan de mantener sin variación los precios en los alimentos, en el país sucede lo contrario, ya que las políticas adoptadas en materia económica generan los vaivenes financieros que ocasionan las alzas en los alimentos.
Lo cierto es que muchos gobernantes son a la vez empresarios prominentes de industrias que tienen que ver con el mercado de los alimentos, de tal manera que en muchas ocasiones las decisiones que se toman son para generar alzas de precios con el fin de obtener mayores dividendos… negocio redondo ¿verdad?
Por eso, ante tantos abusos de empresarios y gobernantes es necesario que los ciudadanos busquemos cómo defendernos mediante la organización y defensa de nuestros derechos, uno de ellos es el voto, mismo que nos debe de servir para sacar del poder a los malos gobernantes y a los partidos políticos que únicamente han saqueado al pueblo. Por eso amigo lector, primero lee, piensa, decide y actúa.

Comentarios