Pachuca.- De las 2 mil 800 carnicerías que operan actualmente en la entidad, 40 por ciento está en riesgo de cerrar debido a que la comercialización de carne ya no es redituable, informó Jesús Gutiérrez González, presidente de la Federación de Tablajeros del Estado de Hidalgo.

En entrevista, el líder empresarial mencionó que con un salario mínimo de 80.04 pesos promedio por día, las familias no pueden darse el lujo de comprar un kilogramo de carne, “prefieren extender su recurso para cubrir otras necesidades”.

Aseguró que la venta de carne de res en los municipios de Hidalgo, así como en la capital, ha venido a la baja a causa de la precaria economía.

“La causa es la precaria economía que afecta a siete de cada 10 familias, tanto de la zona metropolitana como de la zona urbana”, indicó.

Como resultado de esa situación, los tablajeros incrementaron la venta de carne de cerdo y pollo, que se convirtieron en un sustituto de la carne de res al ser más baratas, por lo que estiman que de seguir así, muchos negocios podrían cerrar.

“Las ventas bajaron un 60 por ciento comparadas con el año anterior a la misma fecha, únicamente tuvieron un repunte mínimo durante el mes de diciembre por las festividades y la derrama de aguinaldo, de ahí en fuera todo el año la situación ha sido muy complicada.”

Añadió que el cierre de carnicerías, o bien, el cambio de giro, afectará a ganaderos, introductores y tablajeros, quienes se dedican a la comercialización de esos alimentos.

Comentarios