En riesgo, ocho edificios

237
edificios

Tulancingo.- De los 21 edificios y construcciones inspeccionadas, en algunos casos con acompañamiento de personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ocho fueron considerados como focos rojos, es decir, con grave riesgo de caer, debido al avanzado deterioro que presentan.

Lo anterior lo informó José Bizet Santos Jiménez, secretario municipal de Obras Públicas, Planeación, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, al externar que inicialmente eran 11 los inmuebles catalogados como foco rojo, sin embargo, tres de ellos se desplomaron sin generar daños a la población.

Asimismo, se conoció que esos espacios colapsados ya no eran usados desde hace varios años, incluso uno de ellos, ubicado en la calle Guerrero y Morelos, está siendo intervenido para una nueva construcción.

Los otros dos espacios colapsados se encuentran en la calle Independencia y Bravo, así como sobre la avenida Luis Ponce, todos ubicados en el centro de Tulancingo.

Esto se desprende del diagnóstico respecto al estado de los edificios valorados, así como las recomendaciones para posibles remodelaciones o mantenimiento del INAH.

Sin recursos para mantenimiento de edificios

El funcionario refirió que ninguna instancia pública, de los tres órdenes de gobierno, tiene presupuestos para realizar rescate o reparaciones a los edificios o construcciones.

Por lo que en caso de realizarlas, los propietarios deberán contar con sus propios recursos para ello, además de solicitar la asesoría del INAH para cumplir con normas y materiales originales, o que no rompan con el contexto de la edificación original.

Sin embargo, el municipio sí deberá ser notificado por los particulares sobre las acciones de remodelación, y por tanto, será la instancia local quien eventualmente otorgue los permisos para las intervenciones que se quieran realizar a las construcciones.

Asimismo, Santos Jiménez refirió que los propietarios de las construcciones deberán respetar las características originales de los inmuebles en todo momento, pues de acuerdo con el INAH, deben ser preservados de la forma más fiel posible a su contexto original (trazo, materiales, arquitectura, etcétera).

Comentarios