Endeuda a estados fondo de desastres

264
desastre
Las reglas de operación del Fonrec obligan a los estados a contratar créditos de largo plazo con Banobras

VÍCTOR FUENTES / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

El Fondo de Reconstrucción de Entidades Federativas (Fonrec) creado a finales de 2010 para atender desastres naturales difícilmente será una opción atractiva para los estados afectados, pues los sobreendeuda.
Para acceder a esos recursos, las reglas de operación del Fonrec obligan a los estados a contratar créditos de largo plazo con Banobras, previa aprobación de sus congresos locales, por lo que la Auditoría Superior de la Federación concluyó en 2012 que no es sino una nueva forma de endeudar a las entidades.
Cuando autorizó el Fonrec con una aportación inicial de 4 mil 500 millones de pesos, la Cámara de Diputados ordenó al gobierno generar un mecanismo “sencillo y oportuno” para reparar daños que dejaron huracanes como Karl y Alex.
Pero las secretarías de Gobernación y Hacienda rechazaron que el dinero se pudiera entregar directamente a los estados y resolvieron que si alguien quería fondos, tendría que pedir a Banobras un crédito a 20 años.
“Este esquema no resuelve en el corto y mediano plazo las necesidades derivadas de la urgencia en la reconstrucción e, incluso, compromete la capacidad crediticia presente y futura, ante recursos no presupuestados para el pago de intereses”, reclamó en mayo de 2011 la Conferencia Nacional de Gobernadores
(Conago).
La SHCP autorizó a Banobras prestar hasta 27 mil millones de pesos a 18 estados afectados por desastres en 2010, pero solo siete se animaron a pedir 6 mil 111 millones.
La ASF concluyó que, para 2031, los estados terminarán pagando 10 mil 596 millones de pesos, es decir, 173 por ciento más que el capital originalmente dispuesto.
La operación por medio de Banobras, agregó la ASF, convierte al Fonrec en un “mecanismo de crédito privado”, y no en uno de aportaciones directas para enfrentar desastres naturales.
Para conseguir 22 mil 500 de los 27 mil millones, Banobras salió al mercado emitiendo certificados bursátiles entre los inversionistas, a los que paga tasa de interés variable.
Los 4 mil 500 millones del Fonrec, en tanto, se usaron para comprar “bonos cupón cero” emitidos por Banobras, con tasa de 8.6 por ciento anual, a los que se van destinando los pagos de intereses que hacen los estados con cargo a sus participaciones federales.
Al cierre de 2016, el Fonrec tenía alrededor de 7 mil millones de pesos en su patrimonio, pero de esos, 6 mil 46 millones estaban invertidos en bonos cupón cero por créditos a ocho estados, mientras que solo 307 millones estaban clasificados como “recursos disponibles en el patrimonio para otorgar apoyos financieros”.

Comentarios