Endurecen penas por portación de armas

599
armas

Ciudad de México

Con 89 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, el Senado de la República aprobó ayer el incremento a las penas y multas por portación de armas de fuego sin licencia.
Las nuevas sanciones que se implementarán en el código penal federal establecen una pena de dos a cinco años de prisión a quien porte, fabrique, importe o acopie armas sin un fin lícito, así como a quien las regale o trafique con ellas y al que ponga a la venta pistolas o revólveres careciendo del permiso necesario.
En cuanto a las reformas a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, se prevé el aumento en las sanciones, las cuales van desde los seis meses hasta los 30 años de prisión, así como el establecimiento de 50 hasta mil unidades de medida y actualización para quienes porten armas de manera ilegal.
También serán sancionados con seis meses a dos años de prisión quienes posean armas sin haber hecho la manifestación de estas a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); quienes posean armas, cartuchos o municiones en lugar no autorizado; quienes infrinjan lo dispuesto en el artículo 36 de esta ley y se asegurará el arma; y a quienes posean cartuchos en cantidades superiores a las que se refiere el artículo 50 de dicha ley.
Por otra parte, el dictamen, que será remitido a la Cámara de Diputados, establece que a quien sin permiso porte un arma de uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea se le sancionará con prisión de uno y hasta 15 años y de 50 hasta 700 unidades de medida y actualización, así como el decomiso según el caso.
Mientras que para quien acopie esas armas sin permiso se establece prisión de cinco y hasta 20 años. Asimismo, señala que se impondrá de 10 a 30 años de prisión al que participe en la introducción al territorio nacional, en forma clandestina, de armas, municiones, cartuchos, explosivos y materiales de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea o sujetos a control, de acuerdo con esa ley; al servidor público, que estando obligado por sus funciones a impedir esa introducción, no lo haga.
Además, se le impondrá la destitución del empleo o cargo e inhabilitación para desempeñar cualquier cargo o comisión público, y a quien adquiera los objetos a que se refiere la fracción primera para fines mercantiles.

Comentarios