Al menos estaría cometiendo siete delitos por el mal manejo de sus residuos

Pachuca.- La empresa Procitrus fue denunciada penalmente por cometer al menos siete delitos de índole ambiental; principalmente por la mala disposición de residuos finales, como el manejo de cáscaras de naranja, aguas residuales y exposición a cielo abierto de agua contaminada que resulta del tratamiento que le dan a la fruta y que tiene filtraciones directas al río ubicado a 200 metros de la empresa.

Según versiones, la empresa ocultó una de las actividades que desarrolla, y que es la causa principal de contaminación del agua, para obtener la autorización de impacto ambiental; tal acto podría resultar en un delito grave.

Por norma oficial, en México cada empresa tiene condicionantes para los desechos especiales, en tal caso, Procitrus habría incumplido con las especificaciones.

No obstante, tras una visita técnica, las autoridades ambientales constataron que con maquinaria pesada había unas represas o cúmulos de agua que contenían el líquido de desecho y que era filtrado al suelo, el cual llegaba al arroyo.

La observación principal es que esa área no fue reportada al momento de la evaluación para la autorización de impacto ambiental, por lo que la empresa ya enfrenta una demanda de particulares.

Además, no ha dado cumplimiento a las normas mexicanas de desechos; por esa razón, la autoridad considera la revocación de su evaluación de impacto ambiental, requisito para el funcionamiento de la empresa, eso, debido a la gravedad de daños ambientales y a la salud que pueden generar.

El expediente expone los antecedentes a la suspensión, además, enfrentan posibles delitos por quebranto de sellos, es decir, que no acató la orden de la ley y continúa con las actividades; así como ocultamiento de la verdad, el mal destino de los residuos y la no facultad de atender ese tipo de desechos.

Asimismo, existen otras cinco hipótesis de delitos en el artículo 349 quater del código penal vigente en distintas fracciones, como provocar contaminación del suelo y agua de terrenos del estado, no aplicar medidas preventivas y correctivas por contaminación que daña al entorno, daño a los recursos naturales y mal almacenamiento y transportación clandestina de residuos de manejo especial.

En mayo de este año, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) suspendió las actividades de la empresa de jugos Procitrus, que está ubicada en los límites entre la Huasteca potosina y la hidalguense, por contaminar un río.

  • Además, no ha dado cumplimiento a las normas mexicanas de desecho; la autoridad considera la revocación de su evaluación de impacto ambiental

Comentarios