Enfrentamos una ola de violencia en el país: procurador

430
violencia,procurador

Pachuca.- Los asesinatos violentos ocurridos recientemente en la entidad no son necesariamente ejecuciones y forman parte de una ola de violencia generalizada en todo el país, aseguró el procurador de Justicia del estado, Raúl Arroyo González.

Ayer, luego de su visita al Congreso estatal para la presentación del Memorial Legislativo, Arroyo González fue cuestionado respecto a los homicidios de los últimos días, a lo cual respondió: “Primero no sé si son ejecuciones; segundo, enfrentamos en cualquier lugar del país una ola de violencia, eso es evidente, porque hay hechos de sangre”.

Sin embargo, dijo que en ese sentido es necesario hacer un trabajo conjunto entre la autoridad, en este caso la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), quien atienda la parte de prevención del delito, y la ciudadanía, para que exista una cercanía que permita evitar situaciones de riesgo que conlleven actos delictivos.

Respecto a las investigaciones que efectúan por dichos hechos, apuntó que apenas iniciaron las carpetas correspondientes para cada caso; no obstante, dijo que son procesos largos porque primero deben identificar los cadáveres y después seguir un proceso que incluye una serie de protocolos que deben cumplir para evitar que los jueces rechacen sus imputaciones.

Asimismo, evitó entrar en detalles sobre los procesos legales que se siguen por los casos en donde existen detenidos, pues indicó que son los tribunales quienes los llevan y, debido a que el Ministerio Público forma parte del proceso como la parte acusadora, deben evitar comprometer las investigaciones.

Acatará recomendaciones de derechos humanos

Por otra parte, Raúl Arroyo afirmó que aceptará las recomendaciones que emita la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) a su dependencia, como en el caso de las dos publicadas en lo que va del año por el organismo por presuntos actos de tortura cometidos por agentes investigadores.

Sin embargo, recalcó que aunque una de ellas va dirigida al procurador, fue por un hecho acontecido en 2013; además de que pese a tener por norma aceptar cada recomendación de derechos humanos, la ley los obliga a seguir un procedimiento y analizarlas antes de aceptarlas.

“Tenemos que analizarla y en caso de que coincidamos con ella tenemos que aceptarla y cumplirla, pero si hubiese diferencia de criterios también la tendríamos que expresar”, destacó.

  • Sin embargo, dijo desconocer que exista presencia de grupos del crimen organizado en la entidad que estén llevando a cabo dichas acciones

Comentarios