Podría afirmarse que saber una segunda lengua, y especialmente la lengua inglesa, es indispensable para el éxito, tanto en el ámbito académico como en el laboral, por ejemplo, a estudiantes de nivel superior que desean continuar con su preparación académica en otras instituciones les es solicitado como requisito una certificación del dominio del inglés, no obstante que sean instituciones de nuestro país, también es el caso de empleados que buscan mejores oportunidades de trabajo, lo cual pueden lograr por medio del conocimiento de esa lengua.
Por lo anterior es importante el aprendizaje de una segunda lengua desde el punto de vista educativo; asimismo, el académico debe estar a la altura de las demandas y necesidades escolares o laborales de estudiantes, además de su constante capacitación en el ámbito docente.
Una de las razones para insertar el inglés en los programas educativos es la internacionalización de las instituciones, con el propósito de proporcionar herramientas necesarias a estudiantes para enfrentarse a un mundo en donde el inglés es el medio de acceso. La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) tiene como una de sus metas lograr esa internacionalización y está trabajando para que existan mecanismos que garanticen la calidad en las actividades realizadas, que la lleven a cumplir con esa meta, además de preocuparse porque su comunidad cuente con la preparación en el uso de esa lengua, esto entre otras áreas de énfasis, como el uso de las nuevas tecnologías en el aula y la investigación educativa.
Al poder llevar a cabo la internacionalización, la UAEH hace énfasis en su interés por crear un vínculo con otras universidades de otras naciones, así también con personas y culturas distintas por medio del idioma inglés. Ahora bien, para que la internacionalización se lleve a cabo, se requiere de un proceso de cambio, que en cierto modo debe estar estructurado a medida para satisfacer las necesidades e intereses de la educación; en este proceso no hay duda de que el aprendizaje de una segunda lengua tiene amplia injerencia, ya que permite la movilidad internacional de estudiantes, que sin duda no solo beneficia al alumnado, también a la propia institución.
En el mundo hay millones de personas que aprenden una segunda lengua, algunas de las razones para hacerlo son: el acceso a la educación o a un mejor trabajo y poder así mejorar su forma de vida, al tener otras oportunidades en cuanto a calidad se refiere. Igual existen aquellos que se acercan al aprendizaje del idioma para conocer otra cultura, saber de su comida, música, tradiciones y formas de vida. Al haber un gran número de interesados en la adquisición de la lengua inglesa puede percibirse la necesidad de contar con académicos preparados, a la altura de las demandas escolares o laborales.
En la UAEH, desde el 13 de mayo de 1999 se forman a docentes del idioma inglés, quienes estudian la licenciatura en enseñanza de la lengua inglesa (LELI), la cual es reconocida por integrar en el sector productivo y social a profesionales competentes en lo académico y como consultores en la enseñanza de esa lengua. Cabe hacer mención que es un programa educativo de calidad, que garantiza que docentes cuenten con los conocimientos, habilidades, actitudes y valores en lo lingüístico, metodológico, didáctico-pedagógico, tecnológico, ético, cultural, además de egresar con un alto sentido humanista.
El papel del académico en enseñanza de la lengua inglesa es de suma importancia al momento de desempeñar su trabajo, ya que se le demanda contar con las competencias requeridas en su perfil de egreso e indispensable es también un amplio conocimiento de la cultura. Para que eso se logre, se requiere de un profesor que conozca la cultura extranjera y que pueda ser capaz de reflejar de forma clara a estudiantes, las diferencias entre la primera lengua y la que está aprendiéndose. Se requiere de un académico tenaz, motivado para conocer las diferencias entre los usos de la lengua, aunado a esto, que constantemente se esté actualizando en el conocimiento de los varios contextos en donde la lengua inglesa tiene funciones comunicativas.
Es indispensable que al enseñar el idioma, el profesor transmita las emociones o la estructura sentimental propia de la cultura, porque los alumnos igual requieren de adquirir y comprender el uso que la sociedad le da a determinada estructura gramatical, estas competencias no lingüísticas le ayudan a mostrar comportamientos verbales adecuados al momento de la interacción. Sumado a eso, el docente identifica los procesos de aprendizaje de estudiantes, por ejemplo, los que tienen que ver con la personalidad, estilos de aprendizaje, razones personales por aprender inglés, ya que hay personas que requieren de aprender inglés con propósitos específicos, en donde existe la necesidad de desarrollar ciertas habilidades en áreas de conocimiento como la medicina, la ingeniería, la comunicación, los negocios, entre otras.
Lo anteriormente descrito es imperativo que el académico lo conozca, por eso se requiere que sea audaz, curioso, comprometido con su tarea y práctica diaria; además de todo eso, es indispensable que sepa de nuevas formas de enseñanza, de metodologías y de estar preocupado por su profesionalización, para ofrecer lo mejor de sí mismo a su comunidad escolar, y es que no se trata solamente de recitar lecciones sin un objetivo claro, sin un plan perfectamente estructurado, se trata de estar preocupado por su actualización constante.
Puede concluirse que la tarea en la enseñanza del inglés es titánica, que el aprendizaje de ese idioma desde el punto de vista educativo permite un amplio abanico de oportunidades profesionales y laborales a estudiantes; que el académico, además de dominar la lengua, al enseñarla demuestre conocimiento de la cultura, sus competencias didácticas y pedagógicas, porque el principal objetivo es mejorar nuestra sociedad y abrazar las diferencias entre culturas por medio del aprendizaje de una segunda lengua.

Comentarios