Entre el calor y 10 mil personas

454
personas

El reloj de la torre marcaba el mediodía y la plaza lucía abarrotada

Huejutla.-

Sin importar las inclemencias del dios Tonatiuh, más de 10 mil personas se concentraron en la Plaza de la Revolución Mexicana, testigo mudo de la pasarela de candidatos de todos tipos y colores, y a donde arribó el tres veces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para tener el mejor de sus tres eventos como aspirante a la presidencia del país.
Aunque el reloj marcaba las diez de la mañana, el termómetro ya registraba más de 30 grados, lo que no impidió que llegaran personas de diversas localidades y colonias para concentrarse en la plaza principal de Huejutla, donde esperaban al candidato; la invitación fue al mediodía, pero asistentes buscaron lugar desde temprano para tener primera fila.

La música de viento huasteca se escuchaba acompañando a diversos contingentes que llegaban. “Venimos por nuestra voluntad, no somos acarreados”, gritaba con insistencia Benita González.
Lonas y sillas fueron colocadas para el evento en la plaza del reloj; aún no llegaba el mediodía y la capacidad del recinto ya era rebasada, pues miles de personas acudieron a ver al Peje, pero no lagarto, como lo ha dicho en diversas ocasiones el presidenciable.
El orador se notaba cansado, pero su ánimo no decaía y llamaba a la audiencia a recibir a Andrés Manuel al grito de “presidente, presidente”, que se escuchó casi al unísono en la plaza principal, en donde el mártir priista Luis Donaldo Colosio Murrieta, en su inicio de campaña, concentró a más de 20 mil personas. Ahora tocó el turno de probar suerte a López Obrador en la ciudad más grande de la Huasteca hidalguense.

El reloj de la torre marcaba el mediodía y la plaza lucía abarrotada; los casi 40 grados centígrados no acongojaron ni intimidaron a los asistentes, pues el deseo de ver al presidenciable hacía que se quedaran, aunque eran pocos los refugios para evitar los rayos del Sol, por lo que varios permanecieron a cielo abierto, cual si fuera manda religiosa.
Cientos de jóvenes, que se identifican como universitarios, llevaban banderas y algunos hasta chalecos para demostrar su sentido de pertenencia, pues se sienten identificados con el candidato y sus propuestas, las cuales son criticadas por los aspirantes de otros partidos políticos y también llamadas “populistas”, pero que hicieron que se llenara la Plaza de la Revolución Mexicana y otras dos calles.

Casi en el punto más alto del calor, llegó el abanderado morenista; el acceso no le fue fácil porque una cuadra abarrotada de personas lo esperaba para saludarlo de mano, lo cual hizo rápido hasta llegar a su objetivo y posteriormente incorporarse al escenario en donde se encontraba la dirigencia y candidatos del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en todos los niveles.
Cada uno de los aspirantes participó de manera breve, pues sabían que la audiencia empezaba a retirarse pues acudió por Andrés Manuel.
Al coro de “Obrador, Obrador” fue interrumpido el candidato que habló sobre cómo combatir la corrupción y cómo generar empleos, además de cómo será un gobierno sin impunidad que dará prioridad a los pobres del país.

Andrés Manuel, a pesar del intenso calor y respirar el aire caliente, no se rajó y mantuvo su oratoria con el mensaje ya acostumbrado a escuchar, respecto a que no subirá los impuestos y habrá mano dura contra la delincuencia de todo tipo.
El candidato se despidió de su audiencia, los reporteros buscaron afanosamente una entrevista, pero el equipo desorganizado de Morena lo impidió. Llevaba prisa, pues según su agenda visitará los vecinos municipios de Tamazunchale y Valles, pertenecientes a San Luis Potosí.

Comentarios